¿Qué está pasando en la vida del gran Stan Lee?

Durante las últimas semanas Stan Lee se ha convertido en el tema principal de los tabloides de chismes y espectáculos. Lamentablemente, parece que el padre del universo Marvel está en medio de una terrible batalla por su patrimonio. Pero, ¿qué es lo que se sabe del caso?

Stan Lee, actualmente de 95 años, tenía una vida apacible desde que se retiró y decidió vender POW!, su propia compañía de cómics, series animadas y películas, que nunca alcanzó el éxito esperado. En los últimos años, Lee le había dejando casi todos sus asuntos financieras a sus abogados, mientras él se concentraba en pasarlo bien al lado de su esposa y hacer algunas apariciones públicas en convenciones de cómics.

Sin embargo, la vida del escritor dio un vuelco cuando su esposa Joan “Joanie” Lee falleció en 2017, quien había sido el centro de su vida desde hace 69 años, cuando la conoció gracias a un familiar. Así contó la historia el propio Stan Lee en alguna ocasión durante una entrevista con The Hollywood Reporter:

“Cuando yo era joven me obsesioné con una modelo de revistas que dibujaba. Su cuerpo, su rostro y su cabello eran hermosos. Ella era mi ideal de lo que debía ser la mujer perfecta. Cuando salí del Ejército un primo mío, que conocía una modelo, me propuso presentarme a su amiga. El día de la cita llegué, me equivoque de casa, y toqué la puerta de los vecinos. Joan me abrió la puerta y quedé sorprendido. ¡Ella era la chica que había estado dibujando toda mi vida! Le eché un vistazo, y de inmediato le dije ‘Te amo’. No recuerdo exactamente cómo la convencí, pero la llevé a almorzar”, relató Stan Lee en alguna ocasión.

Joan fue en gran parte responsable del giro que dio la carrera de Stan Lee, quien hasta antes de 1961 renegaba de escribir cómics. Stan intentó dejar la industria para embarcarse en su sueño de escribir una novela o, por lo menos, una serie de televisión. Joan lo convenció de comenzar a escribir las cosas que le gustaban: así nacieron Los 4 Fantásticos y, eventualmente, el resto del universo Marvel.

Stan y Joanie Lee en un cameo de la película X-Men: Apocalipsis. (Foto: 20th Century Fox)

Sin Joan, Lee se quedó en compañía de Mike Kelly, su asistente personal los últimos 25 años. Además, Lee también estaba rodeado de su ama de llaves y jardinero, que habían trabajando con él durante décadas. Sin embargo, en los últimos meses Stan Lee comenzó a convivir mucho más con su única hija, Joan Celia Lee, quien volvió repentinamente a la vida del escritor.

La hija de Stan Lee

J.C. Lee, como se le conoce a la hija de Stan de 67 años, no tenía una buena relación con sus padres. De hecho, J.C. veía muy esporádicamente a sus padres, con quienes generalmente se le fotografiaba en convenciones o estrenos de películas.

En un extenso artículo publicado por The Hollywood Reporterel ex asesor financiero de Stan Lee, Bradley J. Herman, reveló cómo en una ocasión J.C. perdió la cabeza durante una visita a casa de sus padres, cundo descubrió que el Jaguar convertible que le ofrecieron para desplazarse era rentado, pues ella creía que era un regalo. Según relata Herman, su madre intentó calmarla, pero ella la agarró bruscamente del brazo y la empujó contra una ventana. Cuando Joanie cayó al suelo alfombrado, Stan verdaderamente se enojó y gritó: “¡Finalmente lo has conseguido, perra ingrata! ¡Te voy a meter en un pequeño apartamento y cancelaré todas tus tarjetas de crédito!”. Eso enfureció más a la hija, que se lanzó contra su padre, lo ahorcó y golpeó su cabeza contra el respaldo de una silla.

Todo eso sucedió frente al ex asesor financiero y otra persona, quien tomó fotos a petición de Stan y su esposa, pues en un inicio querían presentar cargos en contra de su hija. Pero luego, ya más calmados, Stan y Joanie decidieron no hacerlo, argumentando que los arranques de furia de su hija eran producto “del bullying” que sufrió en la escuela cuando era una niña. El medio sostiene que tuvo acceso a las fotos, además de la confirmación de este evento por parte de los presentes.

J.C. Lee, Chris Evans y Stan Lee durante la premiere de Captain America: Civil. (Foto: Getty Images)

Hace tan sólo un par de años, durante una entrevista, Lee recordó que J.C. le llamó por teléfono cuando se especulaba sobre la fortuna que tenía, algo que su única hija no conocía:

“Mi papel actual en Marvel es estrictamente honorífico. Marvel siempre ha tenido los derechos de todos los personajes. Si yo fuera el dueño, lo más probable es que no estaría hablando con ustedes (…) Mi hija estaba mirando internet el otro día y me llamó por teléfono porqué leyó que Stan Lee tenía un estimado de 250 millones de dólares. ¡Eso es ridículo! Yo no tengo 200 millones. Yo no tengo 150 millones. Yo no tengo 100 millones o alguna cifra medianamente cercana a esa”.

En realidad, se estima que la herencia de Stan Lee ronda entre los 50 y los 70 millones de dólares, una cifra nada despreciable, y que parece ha comenzado a atraer a los buitres.

La lucha por la herencia

A principios de año, cuando su hija se había vuelto a instalar en su círculo cercano, Stan fue internado de emergencia en el Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, California. Poco después, a través de un video, Lee anunció que sufría de neumonía. En medio de todo esto, Stan firmó un documento ante un notario público, en el que testificaba que él y su difunta esposa no confiaban en la estabilidad financiera de su hija, por tener una tendencia a gastar dinero a manos llenas.

“No es raro que J.C. cargue a sus tarjetas de crédito cuentas desde 20,000 a 40,000 dólares, a veces incluso más”, indica el documento firmado por Lee.

Por eso, Stan y su esposa habían llegado a un acuerdo: darle una mesada a su hija través de un fideicomiso. Sin embargo, J.C. solía pedir más dinero y, cuando él le decía que no, ella “por lo general grita, y grita, y llora histéricamente”.

En el documento Lee también revelaba que su hija le pedía poner a su nombre alguna de sus propiedades, pero él no había cedido porque pensaba que eso “aumentaría la probabilidad de que se cumpla mi mayor temor: que después de mi muerte, ella se quede sin hogar y en la miseria”. El documento también indicaba que Stan sospechaba de las intenciones de tres de los amigos de su hija:

“Jerardo ‘Jerry’ Olivarez, Keya Morgan y el abogado de J.C., Kirk Schenck, han influenciado indebidamente a mi hija, una mujer con muy pocos amigos adultos. El trío se relacionó con J.C. por un motivo y propósito oculto: aprovecharse de mí y obtener control sobre mis activos, propiedades y dinero”, señalaba Stan.

Aunque parecía que Stan Lee tenía todo muy claro, desde finales de febrero de este año su hija comenzó a tener más control sobre él, a raíz de su caso de neumonía. De inmediato, J.C. despidió a Mike Kelly (asistente personal ), a la ama de llaves, al jardinero, a Max Anderson (manager de Stan) y a Tom Lallas (abogado de Stan Lee en los últimos años). Incluso Jerry Olivarez, alguien que se presumía cercano a J.C., fue expulsado del círculo allegado a su padre acusado de robar 300,000 dólares y usar 850,000 dólares de una cuenta de Stan para comprar un departamento. Además, Olivarez también fue acusado de robar sangre de Stan (de una donación de sangre para caridad) para usarla para firmar cómics y venderlos en páginas de coleccionistas.

Por su fuera poco, Linda Sánchez, una de las enfermeras de Stan Lee, afirmó que el reciente escándalo del supuesto acoso de Stan fue fabricado para terminar el contrato con la compañía que enviaba a las enfermeras, debido a que muchas de ellas tenían una buena relación con Lee. Sánchez incluso relata que, cuando quedó embarazada hace unos meses, J.C. comenzó a acosarla, porque pensaba que Stan podía ser padre del niño.

Para tener control sobre su padre, J.C. cambió todos los teléfonos de Stan, y su amigo Keya Morgan tomó control de sus correos electrónicos. Actualmente, Morgan está intentando producir una biopic sobre Stan Lee, además, gracias a su negocio de venta de memorabilia de celebridades, se dice que ha tomado control de  muchas pertenencias del creador de Marvel.

John Travolta, Stan Lee y Keya Morgan.

De acuerdo con The Daily Beast , en los últimos meses las cuentas de Stan Lee han estado bajando alarmantemente a un ritmo acelerado, y no existen indicios de que se deba a gastos realizados por Lee, sino por su círculo cercano. Por su parte, J.C. Lee no ha dado declaraciones sobre las acusaciones, pero su abogado indicó:

“La historia no es que mi cliente se esté aprovechando de su padre, sino que muchos hombres se están aprovechando de ella.”

La repercusión de la historia publicada por The Hollywood Reporter fue tal, que incluso el famoso director de cine y escritor de cómics Kevin Smith, publicó en Twitter un mensaje en el que le ofrecía su casa a Stan Lee (con quien colaboró en la película Mallrats): “Todo esto es desgarrador. Te amamos, Stan Lee. Siempre serás bienvenido si quieres venir a vivir conmigo, o por favor, permita que sus fans le compremos un nuevo lugar para vivir. Señor, lo extrañamos”.

El año pasado Stan Lee visitó México todavía con un ánimo jovial y alegre, pero ahora se le ve en muy malas condiciones. Recientemente, durante la Silicon Valley Comic Con (que se celebró del 6 al 8 de abril), Stan tenía que pedir ayuda para que le deletrearan su nombre a la hora de escribir un autógrafo:

Samuel Tong, la persona que grabó el video, reveló que le parecía un abuso la manera en que su propio staff trataba a Stan: “No entiendo por qué no había un límite en la venta de las entradas para estar con Lee, ni por el número de artículos que podía firmarte, se notaba que lo estaba pasando mal”. Bradley J. Herman, ex asesor financiero de Stan Lee, quien conoce la historia de abusos, concluye: “Me rompe el corazón ver a alguien que amo ser convertido en un prisionero. Ahora él es quien necesita la ayuda de un superhéroe”.

El mensaje de Stan

Por lo pronto, a través de un nuevo video grabado por Keya Morgan y difundió a través de TMZ, Stan volvió a desmentir todos los hechos y amenazó con demandar a todos los que están difamando a su hija y a Morgan: “Publicaron material dañino sobre mí, mi amigo Keya y algunos otros, incluyendo mi hija. Información que es totalmente incorrecta, que está totalmente basada en calumnias (…) Quiero que sepan que voy a gastar hasta el último centavo que tengo para poner fin a esto, por emprender una campaña contra alguien sin pruebas, sin nada (…) Conseguiré los mejores y más caros abogados que pueda, y quiero que sepan, si no paran estos artículos y publican disculpas, que los voy a demandar”.

Todo indica que la historia de Stan Lee todavía tiene un último capítulo por contar. Esperamos que sea digna de su obra.

temas