La revista Playboy publicó una entrevista con Stan Lee, en la que el escritor realizó  controvertidas declaraciones relacionadas con Marvel Comics y su carrera dentro del medio de las historietas.

David Hochman fue el encargado de platicar con el mítico Stan “The Man” Lee, quien afirmó que actualmente no tiene ningún tipo de poder en las decisiones que se toman dentro de la empresa de historietas, ahora propiedad de Disney, a la que ayudó a convertir en un emporio:

“No tengo algún tipo de influencia actual dentro de Marvel, no tengo voto con respecto a los proyectos que realizan, y, obviamente, no tengo ninguna relación con Disney, quienes ahora son dueños de Marvel. Sólo soy un tipo que a veces contratan como escritor o productor de sus películas, algunas veces para ir a las convenciones y hacer cosas como esas. Para ellos soy, sobre todo, sólo una cara bonita que mantienen para el público”, señaló.

Además reveló que, como era de esperarse, no posee los derechos sobre ninguno de los personajes que creó:

“Nunca los he tenido. Siempre fui un empleado de Marvel, un escritor a sueldo y, más tarde, parte de la dirección de la empresa. Mi papel actual en Marvel es estrictamente honorífico. Marvel siempre ha tenido los derechos de todos los personajes. Si yo fuera el dueño, lo más probable es que no estaría hablando con ustedes.(…) Mi hija estaba mirando el Internet el otro día y me dijo que leyó que Stan Lee tiene un estimado de 250 millones de dólares. ¡Eso es ridículo! Yo no tengo 200 millones. Yo no tengo 150 millones. Yo no tengo 100 millones o alguna cifra medianamente cercana a esa”.

Stan también se refirió a la controversia persistente que rodea su trabajo al lado de los dibujantes Jack Kirby y Steve Ditko, de quienes siempre se afirma que tanto Lee como Marvel no les conceden el crédito suficiente:

“Siempre me aseguré de que sus nombres [de Kirby y Ditko] aparecieran al lado del mio con una tipografía tan grande como la que me anunciaba a mi. En cuanto a lo que se les pagaba, yo no tenía nada que ver con eso. Ellos fueron contratados como dibujantes freelance, y trabajaron como dibujantes freelance. En algún momento ellos pensaron que debían recibir más dinero. Bien, era tarea de ellos hablar con el editor. Eso no tenía nada que ver conmigo. A mi me hubiera gustado también que me pagaran más. Y posteriormente, cuando salió de la empresa, dos veces, no una vez, le ofrecí trabajo a Jack Kirby. Yo le dije, “Jack, ¿Por qué no trabajas para Marvel conmigo?” Yo era el director de arte de Marvel en ese momento. Le dije: “Tú serás el director de arte. Y yo seré el editor y escritor principal de la compañía.” Él no lo aceptó. No quería un trabajo en la compañía. Para mí, tanto él como Ditko, no fueron tratados injustamente por la empresa. Jack era un gran tipo y también lo es Steve. Lamento que ellos se hayan sentido molestos conmigo. Yo los quería mucho.”, dijo en la entrevista de Playboy.

De acuerdo con el creador de Spider-Man, la mayoría de los originales de Kirby, Ditko y otros dibujantes de la época más fructífera de Marvel Comics fueron destruidos porque no se consideraban importantes:

“En esa época no teníamos un lugar donde guardar los originales. No nos importaba conservarlos, cuando algún repartidor iba a dejarnos el almuerzo le decíamos: “toma estas páginas y tíralas en alguna parte cuando salgas.” Si uno de esos tipos tenía cerebro suficiente para salvar alguna de ellas, debe ser un hombre muy afortunado en este momento”.

Parece que el padre de Marvel Comics no está muy contento con la que alguna vez fuera su compañía, ahora bajo el mando del ratón Miguelito.

vía Playboy

temas