Museo de Louvre perdió casi el 80% de sus visitantes después de su reapertura

El Museo de Louvre anunció que está trabajando en un plan de rescate y apoyo económico
Wiki Commons

El Museo de Louvre en Francia por fin abrió sus puertas después de que la cuarentena obligara a parar todas las actividades culturales presenciales en París y el mundo. Sin embargo, la cuarentena y el efecto de la pandemia hizo que  perdiera casi el 80% de sus asistentes totales durante el verano.

Según los datos del mismo museo, entre julio y agosto recibieron 550 mil visitantes, de los cuales el 80% fueron franceses, que en años normales representan solamente el 25% de la afluencia, pues el museo es principalmente una atracción turística y no local.

Te recomendamos: Robaron dos autos de colección del Museo del Juguete que son invaluables

La caída en asistencia representa un 75% respecto al 2019 en este mismo lapso de tiempo y los visitantes asiáticos y estadounidenses son los que menos han regresado a Francia después de la crisis que provocó el confinamiento mundial.

A pesar del mal panorama, esta previsión ya estaba adelantada por la misma administración del Museo de Louvre, quienes esperaban una baja considerable durante la reapertura y la reanudación de las actividades culturales en todos sus espacios.

Por ahora, esperan que el turismo europea se lo que los mantenga a flote en lo que se reactiva la economía global y las condiciones sanitarias del mundo mejoran. Sin embargo, la recuperación del museo es un plan a largo plazo, pues lo que se ha perdido durante estos meses será difícil de recuperar a la brevedad.

El presidente del museo, Jean Luc Martínez, también informó que se está preparando un “plan de transformación” con el que el plantean hacer que el Louvre sea más atractivo para el turismo (sí, aún más) y se convierta en un destino solicitado aún bajo estas condiciones.

Facebook: Musée du Louvre

Asimismo, el gobierno de Francia, principal patrocinador de la institución, será quien financie todo este plan transformador, con el que esperan iniciar un plan a cuatro años para que en los Juegos Olímpicos de París, planeados para 2024, el museo de Louvre esté preparado y listo para aguantar la afluencia de gente y esté económicamente preparado, también, para sostenerse durante esos cuatro años por venir.

ANUNCIO