Robaron dos autos de colección del Museo del Juguete que son invaluables

El Museo del Juguete Antiguo está pidiendo a los conocedores que no compren los vehículos en internet o redes sociales por el bien de nuestro patrimonio.
(Foto: MUJAM)

El Museo del Juguete Antiguo sufrió una enorme pérdida: la madrugada del pasado 4 de agosto fueron robados dos automóviles de colección invaluables para el patrimonio cultural del país. Los autos robados fueron dos Ferrari a escala, un Ferrari F40 y un Testarossa, construidos en los años 80 en Italia y que tienen un valor que asciende a más 2 mil dólares cada uno. Es una maldita tragedia que antes de la reapertura del museo (tras la pandemia), el MUJAM haya sido robado.

El robo al Museo del Juguete ocurrió el pasado 4 de agosto. El recinto, ubicado en el número 15 de Dr. Olvera, en la Colonia Juárez, de la alcaldía Cuauhtémoc en la Ciudad de México, fue asaltado a las 12:05 de la madrugada por un sujeto que se tomó todo el tiempo del mundo para llevarse varias piezas de colección del museo. Los vehículos pesan entre dos y tres kilogramos y miden casi un metro, por lo que según relató el director creativo del museo, Roberto Shimizu, el ladrón no pudo llevárselos de inmediato así que los colocó en la entrada del museo mientras hurtaba una bicicleta. El sospechoso regresó una hora y media más tarde para robar los autos mientras la policía brillaba por su ausencia.

“Son piezas invaluables de la colección”, explicó Roberto Shimizu. “No se dan cuenta estas personas que al robarle al museo le están robando a México y que las personas ya no van a poder gozar y disfrutar de estas piezas de nuestro recinto”, agregó al diario El Universal.

Aquí está el momento en que el ladrón sustrae los automóviles del Museo del Juguete:

Sospechan que el robo de los auto coleccionables fue llevado a cabo “pseudocoleccionistas” e incluso Shimizu reveló que tienen a varios sospechosos bajo la mira porque son personas que anteriormente habían mostrado mucho interés sobre las piezas. Según explicó el director del MUJAM a Infobae, se trata de piezas tan preciadas por los coleccionistas porque ya están armadas. Puede tomar hasta dos años montar uno de estos vehículos ya que por lo general se encuentran en piezas.

Los vehículos a escala del Museo del Juguete fueron hechos en la fábrica original de Porcher, y mientras las autoridades tardan en responder, Shimizu realizó un llamado para que los coleccionistas no adquieran las piezas en internet o Facebook y en cambio hagan una denuncia.