La fiesta congregó tanto a los usuarios de la criptomoneda, como a la plana mayor de sus creadores. Como era de esperarse, la mayoría de los asistentes eran ultra nerds que se disfrazaban con elementos relacionados con la moneda digital y que además llevaban perritos Shiba.

El viernes de la semana pasada se llevó a cabo la primer reunión oficial de usuarios de Dogecoin en las instalaciones oficiales del Bitcoin Center, ubicado en Wall Street, Nueva York. En dicha fiesta se se podía convivir con otros entusiastas de Dogecoin y comprar productos intercambiando la divisa virtual.

Fiesta-Dogecoin-02
Algunos de los productos que se podían comprar con la criptomoneda

Esta criptomoneda inició siendo una sátira de Bitcoin, que utilizaba como símbolo al meme Doge, sin embargo, con el paso del tiempo la popularidad de esta divisa ha crecido a tal grado que ha ayudado a algunos atletas a llegar a las Olimpiadas de Invierno por medio de donaciones.

De acuerdo con los asistentes al evento, el Bitcon Center se llenó de decenas de perros Shiba Inu y varios sujetos que  llevaban elementos en su ropa que recordaban al perrito, así como utilizaban a la menor provocación la famosa coletilla que aparece en todos los memes Doge: wow.

Fiesta-Dogecoin-03
Dogecoin tomó Wall Street

Dogecoin no funciona de manera muy diferente de Bitcoin, pero debido a su perfil bromista, es mucho más barato y sus aplicaciones prácticas son más limitadas, aun así la mayoría de sus usos han estado centrados en la beneficencia.

Esa mezcla de generosidad y bobaliconería fue lo que reinó en la fiesta. El fundador de la Dogecoin, Ben Doernberg, regaló billeteras Dogecoin mientras mezclaba música, un famoso usuario de Reddit, David Depasquale, vendía varios de sus memes dibujados a mano por 1,000 Dogecoins (equivalente a 1.10 dólares), y algunos otros usuarios intercambiaban productos baratos, como cupcakes, por unas cuantas miles de Dogecoins. Hubo un concurso de disfraces y la organización no lucrativa NYC Shiba Rescue, organizó una pasarela de perritos Shiba que tenían un código QR ​en unos petos colocados alrededor de sus cuellos, que servían para donar Dogecoins a la organización.

Nada mal para algo que comenzó siendo un chiste.

vía Motherboard

fuente The Daily Dot

temas