El príncipe heredero de Samsung, Lee Jae-yong, podría pasar 12 años en la cárcel

Lee Jae-yong es acusado de corrupción, malversación y soborno a políticos en Corea del Sur.

A casi 6 meses de su arresto por las autoridades de Corea del Sur, acusado de corrupción, malversación y soborno a políticos, que provocó la destitución de la expresidenta surcoreana Park Geun-Hye; Lee Jae-yong, el príncipe heredero de Samsung, podría ser condenado hasta por 12 años de prisión; pues los fiscales lo consideran “beneficiario último” de los crímenes cometidos en el escandalo conocido como “la Rasputina coreana”.

El nieto del fundador de Samsung e hijo del presidente del grupo Samsung, Lee Kun-Hee (el hombre más rico de Corea del Sur), y otros cuatro ejecutivos de la empresa están acusados de haber sobornado a la poderosa confidente de la expresidenta con millones de dólares con el objetivo de obtener favores presidenciales y avalar una controvertida fusión en 2015.

Lee, de 49 años, ha negado todas las acusaciones, argumentando que ni siquiera sabía quién Choi Soon-Silla, la confidente y asesora de la destituida presidenta Park Geun-hye, hasta que Samsung compró caballos para que una agencia pudiera darle clases de equitación a la hija de la “Rasputina”.

La fiscalia sostiene que Lee Jae-yong realizó donaciones por 37.74 millones de dólares a fundaciones pertenecientes o cercanas a Choi Soon-Silla, a cambio recibió información que le permitió trazar un camino de sucesión que le garantizara su control sobre Samsung; pues el coreano diría la empresa desde 2014, cuando su padre, Lee Kun-hee, sufrió un ataque al corazón.

La justicia surcoreana podría liberará a Lee Jae-yong a finales de este mes si no recibe una sentencia. En el sistema judicial de Corea del Sur, los fiscales pueden exigir la condena antes de que se dé un veredicto; el cual será emitido por un panel de tres jueces.

fuente Bloomberg

temas