Sin duda, las pantallas curvas serán una de las tendencias que veremos durante ello. Es por ello que Samsung decidió llevar esa tecnología un paso más allá, ¿cómo? Con una televisión que se dobla por sí sola.

Hablamos de la Bendable TV, un prototipo de televisor LCD de 85 pulgadas capaz de pasar de una pantalla plana a una curva en cuestión de segundos. Basta con presionar un botón para que el aparato cambie su forma automáticamente, gracias a un mecanismo que dobla sus bordes sin dañarlo.

La idea de una pantalla curva es ofrecer una experiencia más inmersiva, como por ejemplo, al ver una película. Sin embargo, Samsung está consciente de que no siempre será necesario ese formato, por eso la importancia de poder cambiar de forma en cualquier momento.

Al ser un producto todavía en etapa de desarrollo, por ahora no tienen planes de venderlo masivamente. De cualquier forma, la compañía coreana pondrá a la venta este año varios modelos de televisiones con pantallas curvadas, incluyendo uno de 105 pulgadas con calidad 4K.

temas