¿Batman necesita un Robin?

¿Batman necesita a Robin en películas, series y cómics? Marco Ortiz trata de contestar esa pregunta.en su artículo.
¿Batman necesita un Robin? (Imagen: DC Comics)

En abril la editorial DC Comics celebra los 80 años de Robin, “el joven maravilla”, el ayudante (sidekick) más emblemático de la cultura popular. Sin embargo ¿es Robin un personaje necesario para el mundo de Batman?

Te recomendamos: 5 cómics de Batman que todo fan tiene que leer

Nota: Para contestar la pregunta, habrá algunos SPOILERS de cómics y películas de Batman.

(DC Comics)

El primer Robin, Dick Grayson, fue creado por Bob Kane, Bill Finger y Jerry Robinson para el Detective Comics #38 en 1940. Un huérfano como Batman que, desde entonces, es uno de los personajes más reconocidos de Gotham City. En su origen, Robin servía, según comentó el propio Finger, como un interlocutor de Batman. Si Sherlock Holmes tenía a Watson, el caballero de la noche tenía a su ayudante para platicarle sus planes y deducciones. Tan simple como eso. Además, Robin servía como el personaje infantil con el que, supuestamente, se identificarían los lectores (la mayoría niños) de aquel entonces.

Desde el inicio, el joven maravilla se destacó sobre todo por el contraste con su maestro, Batman, a quien le aprendió las artes de la pelea y del trabajo de detective. Así, mientras que Batman es serio, severo y hasta antisocial; Robin es entusiasta, relajado y amigable.

Grayson acompañó a Bruce Wayne en sus aventuras como Batman por muchos años, de hecho se convirtió en su hijo adoptivo. Su “relación de trabajo” se hizo menos frecuente cuando Grayson comenzó su estudios en la Universidad de Hudson y llegó a su fin cuando el joven asumió la identidad de Nightwing y se volvió un héroe independiente.

(Imagen: DC Comics)

Ya por ahí andaba otro huérfano que tomó el lugar de Grayson, su nombre es Jason Todd. Sin embargo, las cosas no fueron igual. Los guionistas de DC no supieron qué hacer con Todd. Primero lo escribieron como una copia de Grayson y luego intentaron diferenciarlo haciéndolo rebelde y temperamental, lo que terminó por ganarle la antipatía de los lectores. Finalmente, tras una votación telefónica organizada por la editorial, el segundo Robin fue asesinado a manos del Joker en las páginas del cómic A Death in the Family.

(Imagen: DC Comics)

Después llegaría Tim Drake, Stephanie Brown y el hijo biológico de Bruce Wayne, Damian. Durante ese periodo Batman podía tener un ayudante o trabajar solo y no pasaba nada. De hecho, muchas de las mejores historias de Batman en los cómics, el cine y la televisión se cuentan sin un Robin. Lo que nos lleva a la pregunta…

¿Vale la pena que haya un Robin?

(foto: Fox)

Batman, Batman Returns, Batman Begins y Dark Knight, en el cine; Year One, The Long Halloween, The Killing Joke y un largo etcétera en los cómics. Historias clásicas de sus respectivos medios en las que no aparece Robin. Batman tiene otros interlocutores y, en muchos de los casos, la expresión del héroe se resuelve por medio de monólogos internos, como si se tratara de un detective de novela negra.

Uno podría decir que Batman está demasiado ocupado luchando contra el crimen, ligando con Catwoman o pasándola bien como Bruce Wayne como para preocuparse por ser la figura paterna de un mocoso que solo arruina su imagen oscura. Sin embargo, creo que Robin hace aportaciones valiosas al mito de Batman, a saber, es alguien que propicia contrastar y cuestionar las ideas de Batman, además sirve como interlocutor durante sus aventuras, y por lo tanto, se convierte en una forma más natural de narrar la historia (la narración en primera persona se vuelve aburrida muy rápido).

Si nos echamos un clavado a fondo en el mundo de Batman, también encontraremos varias películas y cómics en los que Robin, de una u otra forma, tiene una participación importante: The Dark Knight Rises (el personaje de Joseph Gordon-Levitt), Batman: The Animated Series, los cómics de Batman and Robin, Dark Victory y uno de los clásicos más aclamados, Dark Knight Returns.

(Imagen: DC Comics)

Además -y este es el punto más importante- Robin, como aprendiz de Batman, nos recuerda que Batman es solo un hombre, un mortal, y que necesita un sucesor, alguien que con una forma más brillante de ver la vida pueda convertirse en un mejor Batman, más humano.

Pero ¿debe tener tantos Robins?

(DC Comics)

Si son lectores de cómics, seguramente habrán visto los memes. Batman parece tener una compulsión por coleccionar Robins: Dick Grayson, Jason Todd, Tim Drake, Stephanie Brown y Damian Wayne, por solo mencionar a los “canónicos”. La Baticueva parece más una guardería y realmente todos estos personajes parecen redundantes. (Y no me hagan hablar del resto de la batfamiliy).

(Facebook)

Para DC Comics debe ser un gran negocio a corto plazo: tiene múltiples personajes usando la marca “Robin”, lo que equivale a varios cómics, juguetes y demás parafernalia. Sin embargo, creo que esta proliferación de jóvenes maravilla termina por diluir el concepto. El personaje ayudante de Batman deja de ser especial.

Ojalá que en las próximas ocasiones que lancen alguna caricatura o película, o que decidan hacer un reboot de su universo de cómics, se den cuenta los creativos de DC que con un solo Robin basta.