Este audio muestra la alegría de Beatrice Fihn, directora del ICAN, organización ganadora del Premio Nobel de la Paz; al recibir la noticia.

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), organización que aspira al desarme atómico a través de tratados internacionales, ganó este viernes el Premio Nobel de la Paz; máximo galardón al que puede aspirar humano u organización que lucha férreamente por mantener la calma en un caótico, caótico, planeta.

Uno pensaría que cuando los galardonados son avisados del nombramiento lo hacen luego de un enorme protocolo; un correo electrónico aburrido, o la visita de un comité de mensajería de ultra buen gusto y distinción. Pero no, no es así.

Beatrice Fihn, directora del ICAN, organización ganadora del Premio Nobel de la Paz.
Beatrice Fihn, directora del ICAN, organización ganadora del Premio Nobel de la Paz.

El comité encargado de otorgar el Premio Nobel, dio a conocer la llamada telefónica que Berit Reiss-Andersen, presidenta del Comité Noruego del Nobel, sostuvo con Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la organización laureada con sede en Ginebra.

“¡Wow! ¡oh, wow! – dice Fihn mientras ser ríe nerviosa- ¿Wow?” se pregunta contrariada, como si no creyera lo que está pasando. Luego, cuando le piden emitir una primera declaración vuelve a sorprenderse, ríe y finalmente dice “Estos en genial, estoy temblando. ¡oh, wow! Que honor”

En días pasados, Michael Rosbash, uno de los tres estadounidenses galardonados con el Nobel de Medicina, afirmó durante una conferencia de prensa “Empezaré por el hecho de que la llamada de esta mañana, a las 5:10 destruyó mis ritmos circadianos despertándome”. Esta broma, relacionada con su descubrimiento, nos hace pensar que todas las llamadas son igual de felices y que los ganadores son avisados minutos antes de que el resto del planeta se entere.

fuente Nobel Prize

temas