La historia no es sólo valiosa para el historiador, para el estudioso de archivos y documentos, sino también para cuantos son capaces de un examen contemplativo de la vida humana. Con todo, el valor de la historia es multiforme y que aquéllos a quienes uno de sus aspectos llama la atención con especial fuerza están en peligro constante de descuidar todos los demás

Bertrand Russell

Los archivos perdidos tiene como objetivo recopilar y mostrar archivos poco conocidos u olvidados en el tiempo. La lectura de archivos nos demuestra que el tiempo “loco” y “desenfrenado” en el que vivimos tiene un pasado y que muchas veces ese pasado es mucho más “loco” y “desenfrenado” que nuestro hoy (tan valorado por todos).

Uno de los patrocinadores de esta sección, del cual tomaremos muchos archivos para rastrear su contexto, será los Archivos Prelinger (Prelinger Archives, en inglés) es una colección de películas y cortos realizados y distribuidos por empresas industriales y educativos que Rick Perlinger comenzó a recopilar desde 1982. Este archivo cuenta con más de 2,000 películas digitalizadas y almacenadas en Internet Archive, otro que patrocinará mucho de esta sección. Afortunadamente las películas y archivos contenidos en Internet Archive están disponibles y se puede hacer uso del acervo de esta página.

Así comenzamos esta columna buscando e indagando en los archivos olvidados, perdidos en alguna parte de esta gran red y de esta gran biblioteca porno del planeta, en la que me vi concebido.

 ***

Bosko-02

¿Qué fue de Bosko? Tal vez antes deberíamos responder otra pregunta, ¿quién es o era Bosko? Bosko fue el primer gran éxito de los estudios Warner Bros y la estrella de varios cortos de los Looney Tunes en la década de los años 30. Fue un personaje creado por Hugh Harman y Rudy Ising, doctos en la creación de personajes animados pues ya habían trabajado para los estudios de Walt Disney.

El debut de Bosko, protagonizando su primer cortometraje, titulado Bosko, the Talk-Ink Kid, fue en 1929. Después de que Leon Schlesinger, productor de la Warner Bros, viera el corto, contactó a Harman y a Ising para llevarlos a producir dibujos animados en la competencia.

Aunque supuestamente el personaje fue diseñado por Harman basándose en el gato Félix, es evidente el parecido físico que Bosko guarda con Mickey Mouse, aunque esto no es raro dado que sus creadores, como ya se dijo antes, trabajaban para la empresa del ratón. Además, en ese tiempo, Mickey, era el dibujo animado más popular, una buena razón para este “afortunado” parecido.

Este plagio velado era, más bien, evidente: la novia de Bosko se llamaba Honey y era igual a él pero con moñito, igual que Minnie; el perro se llamaba Bruno, nombre incluso parecido sonoramente al de Pluto.

El primer corto de Bosko, ya con Warner Bros y siendo el parteaguas de la serie Looney Tunes, fue Sinkin’ in the Bathtub en 1930.

El parecido entre Bosko y Mickey tenía sentido, eran los primeros años de los dibujos animados sonorizados y había que aprovechar ese fenómeno sonoro en la industria del cine de aquella época. Este plagio en realidad no es plagio: hay pequeñas diferencias que son sustanciales para que Bosko sea distinto del ratón de Disney. Principalmente eso: Mickey es un ratón y Bosko un “animal” o “mono” raro.

Bosko, al igual que Mickey, estaba basado en los personajes de cara negra de los shows minstrel y en los shows vaudeville, populares en la década de los 30.

Siguiendo con los estereotipos de minstrel, Bosko era un negro virtuoso que podía cantar, bailar y tocar cualquier instrumento o cosa que encontrara, un perro salchicha, por ejemplo. Aunque supuestamente “el personaje nunca fue pensado como una persona de color”, como declararía Ising años después.

El vaudeville era el principal entretenimiento de la época, por lo tanto los dibujos animados, como en el caso de Bosko, estaban totalmente influenciados por aquella bizarría.

Ahora sí, ¿qué fue de Bosko?

Bosko-03
Historieta de Bosko y el perro Bruno

Lamentablemente el personaje no pasó a la posteridad como lo hiciera el ratón Miguelito, ni siquiera por haber sido el primer gran éxito de la Warner Bros y el primer Looney Tune del que se tiene registro. Sólo duró tres años su participación en la serie.

En 1933 Harman e Ising rompieron con la Warner Bros, como sigue siendo costumbre hoy en día, por problemas de presupuesto con su productor Schlesinger. Sin embargo, gracias a un antecedente famoso de “problemas con el dinero” (frase que a muchos nos suena conocida) en los estudios Disney donde figuraba el diabólico Walt, inteligentemente conservaron los derechos del personaje.

Minstrel
Bosko estaba basado en los personajes de cara negra de los shows minstrel (imagen: Wikimedia Commons)

Se llevaron a Bosko a la MGM y crearon su propia serie animada Happy Harmonies. Ya no los tonos chiflados, sino ahora las “armonías felices”: estaban destinados a desaparecer.

Al principio Bosko aparecía con su diseño original y algunas antiguas animaciones de Looney Tunes fueron reutilizadas en los cortos de Happy Harmonies donde estaba Bosko. El personaje fue rediseñado más tarde, representando a un genuino niño de color. Bosko solo protagonizó unos cuantos cortos antes de que sus padres lo dejaran morir.

La resurrección de Bosko

Animaniacs

60 años después de la ruptura de Isin y Herman con la Warner Bros, en 1993, Tom Ruegger junto a Steven Spielberg y la ahora Warner Bros Animation, sale al aire Animaniacs, una serie de dibujos animados donde sus personajes principales son, por llamarlo de algún modo, la “reencarnación” de Bosko.

De hecho, el argumento de la serie (los hermanos Warner fueron supuestamente creados en 1930) es casi igual a la historia de Bosko salvo por un pequeño detalle: a diferencia de la verdadera historia de la salida de Bosko de la Warner Bros, los hermanos Warner fueron encerrados, por estar chiflados, en un tanque de agua de los estudios para que nunca salieran, encerrándolos a ellos y a las latas de las películas que los tenían como protagonistas, para que ni siquiera mediante ellas se llegara a saber sobre ellos, siendo su existencia negada durante décadas. Seis décadas, para ser exactos.

temas