Washington aprueba ley para convertir restos humanos en composta

La capital estadounidense se convierte con ello en el primer estado en convertir cadáveres humanos en abono.

Washington se convirtió este martes, 21 de mayo, en el primer estado de la unión americana que permite convertir los restos humanos en composta, en lugar de ser cremados o enterrados, gracias a que el gobernador Jay Inslee firmó la ley SB 5001 “sobre los restos humanos”, que entrará en vigor el 1 de mayo de 2020.

La ley dice que ahora los restos humanos se pueden eliminar mediante “reducción orgánica natural” o hidrólisis alcalina, conocida como cremación líquida, que utiliza un proceso químico que incluye agua, sustancias químicas alcalinas y calor. Y permite reducir restos humanos a fragmentos óseos.

Arte conceptual de los centros de descomposición (MOLT Studios)

La ley tiene como objetivo mejorar el medio ambiente, ya que sus simpatizantes afirman que la cremación emite dióxido de carbono y partículas en el aire, mientras que los entierros pueden contaminar el aire y el suelo.

Los difuntos que pasen el proceso para ser composta, se colocarán en recipientes especiales junto con pedazos de madera y paja y se repartirán a medida que los microbios descompongan el cuerpo (en aproximadamente un mes). La idea es que los familiares puedan esparcir este “abono” de la misma forma que lo hacen con las cenizas.

Ahora sí que “polvo eres y en polvo te convertirás”.