El mexicano vive desde hace años en Japón. 

Jovan David Rebolledo Méndez, egresado de la Universidad Veracruzana y especializado en ciencias de la computación y robótica, forma parte del equipo del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa (OIST por sus siglas en inglés) que se encuentra desarrollando un sistema de análisis computarizado de distintos tipos de bacterias. La idea de los estudiosos es conocer la taxonomía de las bacterias para usarlas a la hora de limpiar las aguas negras de Japón.

El avance ya está bastante adelantado, y permite a los microorganismos “alimentarse” del 95 por ciento de los sedimentos que contaminan el agua, gracias a esto se obtiene un liquido casi purificado. Por si fuera poco, el sistema del OIST se aprovecha de la electricidad que producen las bacterias para generar por si misma una “batería de bacterias” que brinda energía al sistema en su conjunto.

“Primero extraemos el ADN de cada una de las muestras y las transferimos a un sistema informático avanzado que las clasifica y genera información genética de esta muestra, aquí debemos reconocer la función de las bacterias, para ello usamos software que las ordena correctamente” señaló el mexicano.

Rebolledo, actualmente de 41 años, indicó que el sistema incorpora inteligencia artificial para analizar a las bacterias y las muestras de las mismas se toman por medio de un sistema robótico. El mexicano reveló que el sistema está en una fase de optimización intentando disparar voltaje que generan las bacterias, con lo que se conseguiría elevar la rapidez con la que se limpia el agua. La idea de Rebolledo es que, al concluir el proyecto, éste pueda comercializarse en diferentes partes del mundo.

Sin duda es una gran idea, que sería de enorme ayuda en nuestro país.

fuente INVDES

temas