Foto: Wikimedia commons.

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México también a tomado sus precauciones. 

Elementos del cuerpo de seguridad del AICM tiene la orden explícita de no permitir a ningún pasajero que tenga un Samsung Galaxy Note 7 abordar, sin importar la aerolínea de la que se trate. Y es que si pensábamos que las noticias relacionadas con el Galaxy Note 7 habían quedado sepultadas bajo las cenizas provocadas por la explosión de su batería, más tarde que temprano, en México han decidido implementar las medidas de seguridad que se adoptaron en EE.UU., (aunque, al parecer, sin una orden de restricción).

Como señala la nota de Mileniodesde el primer filtro de seguridad el personal te pregunta si portas o no el teléfono de Samsung, y posteriormente te invitan a que lo dejes a algún familiar o que se los des a resguardar hasta tu regreso del viaje. Curiosamente, el departamento de comunicación social declaró para el periódico de circulación nacional que el personal no tiene facultades para retener el teléfono y que lo mejor que pueden hacer los usuarios del dispositivo es acudir a su aerolínea.

Así, como se hacen las cosas en México, de pura palabra, queda prohibido portar el Galaxy Note 7 si piensas volar.

vía Milenio

temas