La idea es que las llantas sean fabricadas con materiales biodegradables y estén equipadas con sensores.

La empresa de neumáticos Michelin ya está pensando en el futuro. Por eso presentó su proyecto Visionary Concept: una llanta sin aire, impresa en 3D, que sería fabricada con puros materiales biodegradables. Y decimos “sería” porque sólo se trata de un concepto, pues aún no se tienen planes para producirlo en masa. Pero la verdad es que la simple idea nos encanta.

Nos encanta porque es una alternativa al uso del petróleo, ya que estas llantas podrían fabricarse con materiales como bambú, papel, latas, madera, residuos electrónicos y plásticos, ropa o incluso cáscaras de naranjas. Y es que de acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Caucho de Estados Unidos, se necesitan alrededor de 26.4 litros de petróleo para fabricar una sola llanta de auto.

Las llantas serían fabricadas por una impresora 3D con materiales biodegradables. (Imagen: Michelin)

La idea es que estas nuevas llantas estén llenas de sensores RFID (identificación por radiofrecuencia, por sus siglas en inglés) que pueden registrar humedad, vibración, luz, radiación, temperatura, etcétera. Gracias a estos sensores, las llantas de Michelin recolecta datos del ambiente para que la llanta se adapte al exterior. Es decir, si los sensores detectan nieve, cuando se llegue a una de las “estaciones” que tendrá Michelin, las impresoras 3D cambiarán el dibujo del neumático para que no se necesiten cadenas.

Por ahora Michelin no tiene la intención de vender estas llantas, pero la compañía francesa espera hacer realidad este concepto de neumáticos en 2023.

fuente Michelin

temas