La histórica medida busca volver una ciudad ecológica a la capital francesa.

Hace un par de meses Francia sorprendió al mundo cuando el gobierno a cargo del presidente Emmanuel Macron, anunció que prohibirá la venta de automóviles que funcionen con gasolina y diésel a partir del 2040.

Pero ahora Anne Hidalgo, la alcaldesa de París, indicó que la capital francesa adelantará la medida y comenzará la prohibición a partir del año 2030. Esta no es la primera ocasión que Hidalgo toma una medida así en favor de la ecología: hace unas semanas también anunció que adelantaría la prohibición a los vehículos con motor diésel al 2024.

Así lo comunicó oficialmente Christophe Nadjovski, responsable de política de transporte de París:

“Los medios de transporten son de los mayores productores de gases invernadero, y por este motivo planeamos deshacernos de todos los vehículos con motor a combustión de la ciudad, sin excepciones, para el año 2030.”

Supuestamente la medida busca presionar a la industria automovilística para que adopte tecnologías más ecológicas de manera acelerada. La medida todavía no se acepta formalmente, pero es casi un hecho que será aprobada. En el mismo sentido, el gobierno de Oxford, Inglaterra, también presentó una propuestas para crear una “zona de emisión cero” dentro de la ciudad a partir del 2020, que se irá extendiendo paulatinamente hasta cubrir toda la ciudad en el 2030.

fuente Fortune

temas