¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Voluntario de la NASA encuentra la enana blanca más fría y antigua

Un voluntario de la NASA descubrió la enana blanca más antigua y fría hasta le fecha. Además, tiene unos extraños anillos.
(NASA’s Goddard Space Flight Center/Scott Wiessinger)

Un científico que trabaja como voluntario para la NASA ha encontrado la enana blanca más antigua y más fría conocida. Es un remanente del tamaño de la Tierra de una estrella similar al Sol que ha muerto, rodeada de polvo y escombros. Pero lo más sorprendente, es que los astrónomos sospechan que esta podría ser la primera enana blanca conocida con múltiples anillos de polvo. 

La estrella, a la que se le otorgó el nombre de LSPM J0207 + 3331 o J0207, está obligando a los investigadores a reconsiderar modelos de sistemas planetarios y podría ayudarnos a conocer el futuro lejano de nuestro sistema solar.

“Esta enana blanca es tan antigua que cualquier proceso que alimente el material de sus anillos debe operar en escalas de tiempo de mil millones de años”, dijo John Debes, astrónomo del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, que trabaja con el proyecto de Backyard Worlds: Planet 9.

“La mayoría de los modelos que los científicos han creado para explicar los anillos alrededor de las enanas blancas solo funcionan bien hasta unos 100 millones de años, por lo que esta estrella realmente desafía nuestras suposiciones de cómo evolucionan los sistemas planetarios,” agregó Debes.

J0207 se encuentra a unos 145 años luz de distancia, en la constelación de Capricornio. Las enanas blancas se enfrían lentamente a medida que envejecen, y el equipo de Debes calculó que el J0207 tiene alrededor de tres mil millones de años, basado en una temperatura de más de 5,800 grados centígrados.

La estrella blanca en cuestión está señalada en un círculo en esta animación de las imágenes en infrarrojo que se usaron para realizar el descubrimiento (NASA’s Goddard Space Flight Center/Scott Wiessinger)

Anteriormente, solo se habían observado discos y anillos de polvo alrededor de enanas blancas de alrededor de un tercio de la edad de J0207. El anillo de J0207 pueden ser, en realidad, más anillos. Debes y sus colegas sugieren que podría haber dos componentes distintos: un anillo delgado justo en el punto donde las mareas de la estrella rompen los asteroides y un anillo más ancho más cerca de la enana blanca.

El seguimiento de futuras misiones como el Telescopio Espacial James Webb de la NASA puede ayudar a los astrónomos a separar las partes constituyentes del anillo.

Los hallazgos fueron publicados en The Astrophysical Journal Letters.