Las misteriosas luces desconciertan a los científicos de la agencia espacial.

La sonda espacial Dawn, enviada por la NASA al cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter, con la misión de examinar al planeta enano Ceres y al asteroide Vesta, captó un extraño fenómeno que aun no se explica del todo.

En su camino hacia Ceres, el cuerpo más grande del cinturón de asteroides, Dawn comenzó a mandar las primeras imágenes del planeta enano. En varias de esas fotografías se aprecian dos puntos brillando intensamente en la superficie de una cuenca en Ceres.

Si bien la NASA no puede afirmar con seguridad qué produce los dos resplandores, algunos expertos sostienen que podría ser la señal de la existencia de hielo en el planeta, o enormes campos de sal acumulada. Anteriormente, Dawn había logrado mandar otras fotografías en las que sólo se apreciaba una luz resplandeciente, pero la nueva imagen que fue capturada a una distancia mucho menos, ya muestra dos puntos brillantes.

Una tercera opción, menos probable que las anteriores, es que las dos luces sean dos grandes volcanes de hielo. Tendremos que esperar hasta el 6 de marzo, cuando Dawn entre en la órbita de Ceres, para saber más sobre el caso.

fuente NASa

temas