Bennu acaba de cambiar lo que sabemos sobre asteroides

Una nave de la NASA llegó a una roca espacial y encontró un fenómeno nunca antes en ningún objeto del sistema solar.
(NASA)

Un descubrimiento sorprendente nos llega desde Bennu, el misterioso asteroide. La nave espacial de la NASA que lo está analizando, ha observado que dispara partículas de polvo que lo rodean, formando una neblina polvorienta, un fenómeno que nunca antes hemos visto en un asteroide.

En los meses que OSIRIS-REx ha estado estudiando a Bennu, la nave espacial ha observado esta eyección, por lo menos, unas 11 veces. Como nunca se había visto algo semejante, se podría inferir que nuestra comprensión de los asteroides puede ser bastante pobre.

“El descubrimiento de partículas es una de las mayores sorpresas de mi carrera científica”, dijo el investigador principal Dante Lauretta de la Universidad de Arizona.

OSIRIS-REx ha estado haciendo observaciones de Bennu desde diciembre del año pasado, cuando se estacionó en órbita alrededor del asteroide. Su objetivo es estudiar la roca para aprender sobre el Sistema Solar temprano, ya que se cree que Bennu se formó en ese momento.

La meta más ambiciosa de la nave va a tomar una muestra del asteroide con un brazo robótico, con la intención de traerla de regreso a la Tierra.

Hasta el momento, las partículas no se han incluido oficialmente entre los hallazgos ya publicados sobre Bennu, que se detallan en una serie de artículos publicados esta semana en Nature Astronomy.

(NASA)

Los científicos descubrieron la primera partícula el 6 de enero, y el equipo vigiló cuidadosamente la actividad futura. Durante los siguientes dos meses, observaron estos fenómenos unas cuantas veces más y rastrearon las partículas de polvo que contenían.

Algo del polvo fue expulsado al espacio, otras partículas fueron recapturadas en la órbita de Bennu, con una gran mayoría cayendo hacia la superficie del asteroide. Sin embargo, al menos cuatro trozos permanecieron en la órbita de Bennu, tal vez en camino de convertirse en lunas de asteroides en miniatura. 

El polvo no representan un riesgo para OSIRIS-REx, pero eso es todo lo que sabemos sobre este fenómeno hasta ahora, aparte de la indicación de que tal vez los asteroides son mucho más activos de lo que pensábamos. El equipo de OSIRIS-REx está tratando de encontrar más información: de dónde vienen y qué los desencadena.

Fascinante.