Con una inversión de 10 millones de dólares y 5 años de desarrollo, el microsatélite tendrá como función monitorear los niveles de contaminación de las ciudades de América Latina.

La presencia del  Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en México no solo se da en Guadalajara, debido a que en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se encuentran desarrollando el microsatélite Quetzal, mismo que tendrá como objetivo servir como un monitor de la contaminación atmosférica en varios puntos de Latinoamérica.

La UNAM celebra con Quetzal el 25 aniversario del lanzamiento de su primer satélite científico. Los desarrolladores del nuevo microsatélite son investigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería, personal del Centro de Alta Tecnología de la UNAM, así como investigadores del MIT, que de esta forma confirman la colaboración que han llevado durante largo tiempo las dos instituciones. Asimismo, la NASA brindará apoyo al proyecto.

Saúl Santillán Gutiérrez, responsable del desarrollo de Quetzal, declaró:

“Tenemos que reconocer que somos un país en el cual no tenemos una cultura tecnológica y es muy débil la cultura científica. En la ciudad de México no tenemos como decir realmente cómo es la contaminación en toda la ciudad, lo cual es muy grave, Quetzal ayudara a tener un mejor panorama de la situación.”

El proyecto aún se encuentra en una fase intermedia de desarrollo, por lo que se espera que el satélite pueda estar en órbita hasta 2019, fecha en la que de salir todo bien, se lanzará y se mantendrá a una altitud de 800 kilómetros sobre la Tierra.

vía La razón

fuente UNAM

temas