El 14 de marzo a la 1:59 de la tarde el mundo celebra a su constante matemática favorita.

Una serie de números para formar Pi

En 1988, el físico estadunidense Larry Shaw pensó que sería buena idea celebrar a Pi, una de las constantes matemáticas más importantes y utilizadas en las ecuaciones de la física, las ingenierías y las matemáticas.

El día seleccionado fue, invariablemente, el que era más cercano al número Pi: el 14 de marzo a la 1:59 PM, para así aproximarse a la cifra 3.14159, aunque muchos físicos lo celebran desde la madrugada, argumentando que la 1:59 PM debe leerse 13:59.

Larry Shaw pasándolo muy bien con los amigos en el Día de Pi.

Seguramente te estarás preguntando por qué los ñoños del mundo celebran a una constante matemática. Bueno, pues por su importancia en campos que van más allá de las ciencias duras. Pi es una constante en nuestra historia como seres humanos con pensamiento lógico.

Por ejemplo, Pi es “𝛑”, la decimosexta letra del alfabeto griego. Representa la relación entre la circunferencia (perímetro) de un círculo y su diámetro (distancia de lado a lado que pasa por el centro), y es un elemento fundamental de muchos campos matemáticos, sobre todo la Geometría. Aunque los matemáticos modernos han calculado más de un trillón de decimales más allá del estándar “3.14”, Pi es un número irracional que continúa hasta el infinito.

Aunque Pi, como tal, fue introducido por William Jones, un filólogo anglo-galés en 1706 y popularizado por el matemático Leonhard Euler, es una cifra conceptual que se ha estado usando desde hace más de 4 mil años, con otros nombres.

Hay indicios que demuestran que los babilonios lo calcularon como 3.125. Los egipcios pensaban que las pirámides de Giza estaban construidas sobre los principios de Pi. La altura vertical de las pirámides tiene la misma relación con el perímetro de su base que la relación entre el radio de un círculo y su circunferencia. Los chinos usaron el número entero 3 para calcular Pi mucho antes que en occidente, gracias a que tenían conceptualizado el cero. Para el año 1,665, Isaac Newton calculó Pi con 16 decimales. Esto fue antes de que se inventaran las computadoras, por lo que determinar 16 dígitos era un gran problema.

Fue en el año 1,700 que Thomas Lagney calculó 127 decimales de Pi para alcanzar un nuevo récord. En la segunda mitad del siglo XX, el número de dígitos de Pi aumentó de 2,000 a 500 mil. En 2017 un científico suizo calculó más de 22 mil millones de dígitos de Pi.

Pi representa la vida de muchos estudiosos, por ejemplo, el matemático holandés-alemán, Ludolph van Ceulen, pasó la mayor parte de su vida calculando los primeros 36 dígitos de Pi. La cifra, se dice, la grabaron en la lápida de su tumba. Pero alguien la robó.

Extrañamente, dado que el valor exacto de Pi nunca se puede calcular, nunca podemos encontrar el área exacta o la circunferencia de un círculo. Eso no significa que dejaremos de buscar esta respuesta. Una coincidencia agradable es que el día de Pi coincide con el cumpleaños de Albert Einstein, así que, si este día comen un pedazo de pastel, asegúrense de estar celebrando ambas cosas.

temas