la matemática más importante

La matemática era una de las más reconocidas de la actualidad.

Se confirmó que Maryam Mirzakhani, una de las grandes matemáticas de la actualidad, falleció a los 40 años de edad a consecuencia de un cáncer de mama.

Mirzakhani, nacida en Irán, ganó fama mundial en el 2014, cuando se convirtió en la primer mujer en ganar la prestigiosa Medalla Fields, considerada como el reconocimiento equivalente al Premio Nobel en el campo de las matemáticas. La profesora de la Universidad de Stanford recibió el premio por sus aportes a la teoría de las superficies de Riemann y sus avances en el estudio de las teorías de los sistemas de geometría. Si bien sus trabajos se consideran como parte de las “matemáticas puras”, también tienen implicaciones en la física y la teoría cuántica, así como para el estudio de los números primos y la criptografía.

Maryam Mirzakhani nació y creció en Teherán, donde abandonó sus intenciones iniciales por convertirse en escritora cuando se dio cuenta, durante la secundaría, que le apasionaban las matemáticas.

“Descubrí que eran muy divertidas -son como resolver un acertijo o encontrar el sentido de todas las pistas en un caso de detectives. Además, me pareció que era una cosa en la que yo tenía talento, y decidí que ese era el camino que quería seguir en mi vida”, declaró la matemática.

A partir de entonces la joven promesa comenzó a participar en competencias internacionales como representante de Irán, ganando varios concursos durante su adolescencia; incluso fue una de las pocas personas que ha conseguido una puntuación perfecta en la Olimpiada Internacional de Matemáticas.

La familia de Maryam Mirzakhani
Al lado de su esposo, el científico Jan Vondrák, y su hija Anahita.

Después de graduarse como matemática en la Universidad Tecnológica de Sharif en Teherán, Mirzakhani realizó estudios de doctorado en Harvard y, posteriormente, ocupó un cargo como profesora titular en la Universidad de Stanford en California, donde daba clases hasta poco antes de su fallecimiento.

“Maryam se fue demasiado pronto, pero su legado permanecerá en las miles de mujeres a las que inspiró. Era una brillante teórica y también una persona humilde que aceptó premios y honores solo con la esperanza de que podrían animar a otros a seguir su camino. Su contribución como académica y como modelo de motivación es significativa y duradera”, afirmó el rector de la Universidad de Stanford, Marc Tessier-Lavigne.

Desde hace cuatro años Mirzakhani comenzó una batalla en contra del cáncer de mama. A pesar de estar en tratamiento, la metástasis avanzó de manera acelerada en el último año. Le sobreviven su esposo, el científico Jan Vondrák, y su hija Anahita.

fuente Universidad de Stanford

temas