George romero, el padre del cine zombie

El director falleció a causa de un cáncer de pulmón que lo aquejaba desde hace algunos años.

George Andrew Romero falleció hoy a los 77 años de edad. Romero ganó fama en los años sesenta por ser el padre del cine de zombies, pues aunque ya existían cintas previas con este tipo de criaturas, fue Romero el que le dio forma a este subgénero. El director usaba a los muertos vivientes como metáforas de problemas sociales, y mostraba que las relaciones humanas podrían ser incluso peores que la amenaza zombie.

Romero provenía de una familia de clase media descendiente de cubanos y lituanos. Desde muy joven se aficionó al cine y, gracias a una cámara de 8mm que le obsequió su padre, pudo grabar películas caseras desde que era un adolescente. A los 16 años entró a trabajar como mandadero de Alfred Hitchcock mientras el famoso director grababa North by Northwest (Intriga Internacional), pero quedó desilusionado del cine de Hitchcock, que se le hacía exageradamente mecánico. Por eso él le daba más importancia a la espontaneidad de los actores.

Después de graduarse de la Universidad Carnegie Mellon se dedicó a hacer cortos, comerciales y episodios de series de televisión. Cansado de los comerciales, decidió gastar sus ahorros en hacer una película basada en la novela Soy Leyenda, de Richard Matheson. La cinta fue mutando hasta ser la película más famosa de Romero, La Noche de los Muertos Vivientes (Night of the Living Dead), rodada en 1968 en blanco y negro con un presupuesto mínimo, de 90 mil dólares. Romero decidió meter un mensaje político en la cinta, a través de un héroe afroamericano que era asesinado por error por un policía blanco. A pesar de que la cinta se estrenó sin mucha publicidad, impactó a un grupo de futuros cineastas, que quedaron marcados por la película.

“Cuando me dicen que soy uno de los padres del género de terror, no me lo creo. Siempre he sido un director modesto, que ha desarrollado su trabajo fuera de Hollywood y por debajo de los radares de la industria y, de repente, me quieren convertir en el Padrino. Sólo en mis últimas dos o tres películas he notado cierto dominio del arte de dirigir. John Ford hizo 250 películas y yo, de momento, he hecho tan solo 17. O sea que aún me queda un largo camino”.

Peter Grunwald, amigo personal y socio de Romero, indicó que el director de cine falleció por un cáncer de pulmón que le aquejaba desde hace tiempo, y que se volvió muy agresivo en los últimos meses. Romero murió al lado de su esposa Suzanne Desrocher Romero y su hija Tina Romero, mientras escuchaba la banda sonora de la película The Quiet Man, una película de John Ford.

El último proyecto en el que participó el director fue Day of the Dead, una cinta sobre zombies que conducen autos de carreras, la cual fue escrita por Romero y dirigida Héctor Hernández Vicens. La película todavía no tiene fecha de estreno.

fuente Los Angeles Times

temas