Experimento de la NASA muestra que los rábanos podrían crecer en la Luna

Podría ser el primer paso para la agricultura espacial.
(NASA)

Max Colleman es un científico de la NASA que ha estado trabajando en casa desde que comenzó la pandemia. A pesar de las limitaciones ha ideado un genial proyecto que, además de llevarse el aburrimiento, ha descubierto que una especie de vegetales podría crecer en la Luna: los rábanos, esos que nuestras mamás nos obligaban a comer con el pozole. El científico no pudo recrear a la perfección las condiciones lunares, pero cree que es un gran paso para que los astronautas empiecen a cultivar sus propios alimentos en el espacio exterior.

También te recomendamos: La NASA pone a la venta un perfume que huele como el espacio exterior

“No podemos realizar pruebas con tierra lunar propiamente dicha aquí en nuestro planeta, pero estamos haciendo lo que podemos” declaró Colleman. La idea fue reunir los elementos necesarios para recrear los minerales y componentes que se encuentran en el suelo de nuestro satélite. Para nuestra sorpresa eso no es tan difícil, pues es tan desolada como un desierto aquí en la Tierra. Además de arena y semillas de rábano, el científico usó pequeñas dosis de nutrientes necesarios para hacer germinar y crecer los vegetales.

(NASA)

Los rábanos son una elección segura para este tipo de experimentos porque “han sido usado antes en el espacio, y germinan muy, muy rápido” según el comunicado de la NASA. ¿Y esto por qué es importante? Pues resulta que en el espacio los astronautas tan solo contarían con 14 horas de luz solar, seguidas de otras 14 horas de oscuridad total.

“Queremos dar un pequeño paso en esa dirección para mostrar que la Luna contiene materiales que las plantas pueden extraer para nutrirse. Esto incluye los minerales correctos para permitir que las plantas produzcan clorofila y paredes celulares.”

Esta investigación de la NASA también podría servir para reducir el “equipaje” que los astronautas tienen que llevar cuando salen de la atmósfera terrestre. Sería mucho más fácil llevar las semillas y crecerlas allá que llevar dos kilos de rábanos a la Luna. Si saben diferente, esa es otra cosa.

ANUNCIO