Un grupo de científicos encontró el sistema más prometedor para encontrar vida.

Científicos detectaron la existencia de tres planetas potencialmente habitables a una distancia relativamente cerca. Se han descubierto más de mil planetas fuera del sistema solar, pero lo que hace a este trío especial es que son de dimensiones y temperaturas similares a las de la Tierra y Venus, y orbitan alrededor de una estrella. Esto significa que sus condiciones –según los primeros estudios– presentan la posibilidad de que podrían albergar vida.

Los científicos de la Universidad de Liege de Bélgica, a través del telescopio TRAPPIST en Chile, encontraron la estrella de ese sistema solar y, gracias a que perdían la visibilidad de manera intermitente descubrieron estos planetas. Esta estrella es una enana de “baja” temperatura, por lo que los científicos suponen que si se ve al cuerpo celeste desde la superficie de uno de los planetas, se vería un sol rojo.

Lo que también pudieron observar es que los planetas no tienen rotación, por lo que un lado es de condiciones increíblemente bajas y del otro tienen temperaturas altísimas. Sin embargo, las partes que están en medio de las dos caras podrían ser habitables.

Este sistema se encuentra a 40 años luz, es decir, a una distancia relativamente corta de nuestro sistema. Esto lo convierte en el próximo lugar que más le interesa a la comunidad astronómica para explorar. Así, el trío de planetas bien deberían ser observados por el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, el cual, una vez lanzado, tendrá la capacidad de observar elementos básicos de vida como agua, ozono y dióxido de carbono. Su objetivo, más allá de encontrar los ingredientes de la vida, es encontrar vida.

Si bien no se ha descubierto de qué es la superficie de este planeta, con este hallazgo se presentan nuevas oportunidades para que nos emocionemos con la posibilidad de encontrar señales de vida más allá de nuestro planeta.

vía NPR

fuente Nature

temas