¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Júpiter se formó a cuatro veces más lejos del Sol

Un nuevo estudio revela que el gigante del Sistema Solar se formó 4 veces más lejos de su posición actual.
(NASA)

Si hay algo que sabemos de la gran cantidad de exoplanetas detectados en las últimas décadas, es que los planetas gigantes no dudan en adoptar a la estrella sobre la cuál van a orbitar. Sin embargo, debido a que la región cercana a una estrella joven activa no es el lugar ideal para construir planetas grandes, los astrónomos tienden a pensar que los exoplanetas de gran tamaño se forman primero lejos de sus estrellas anfitrionas antes de migrar hacia el interior a medida que envejecen.

Ahora, una nueva investigación sugiere que el planeta más grande de nuestro Sistema Solar, Júpiter, probablemente experimentó su propia gran migración al principio de su vida, que fue muy lejos de nuestro Sol.

Según el estudio, publicado en la revista Astronomy & Astrophysics, aunque Júpiter ahora se encuentra a una distancia promedio de 5.2 unidades astronómicas del Sol (1 UA es la distancia promedio entre la Tierra y el Sol), el núcleo del gigante gaseoso probablemente se formó alrededor de 18 UA de distancia. Eso es aproximadamente el doble de la distancia de Saturno a Sol. Además, Júpiter aparentemente hizo todo el viaje en menos de un millón de años, lo cual es solo un abrir y cerrar de ojos en términos astronómicos.

Aunque la idea de un Júpiter errante no es nueva, “esta es la primera vez que tenemos pruebas de que Júpiter se formó a una gran distancia del Sol y luego migró a su órbita actual”, dijo la autora principal, Simona Pirani, estudiante de doctorado en la Universidad de Lund en Suecia, en un comunicado de prensa. “Encontramos evidencia de la migración en los asteroides Troyanos que orbitan cerca de Júpiter.

(NASA)

Los Troyanos consisten en dos grupos de miles de asteroides que residen a la misma distancia del Sol que Júpiter, pero orbitan delante y detrás del planeta de manera respectiva. Los científicos se dieron cuenta que para comprender la migración del gigante, tenían que estudiar a los Troyanos. Durante dicho estudio, se dieron cuenta que tienen más asteroides al frente que atrás, lo que justificaría la hipótesis de la migración. 

Mediante las simulaciones por computadora, los especialistas determinaron que la asimetría actual sólo pudo ocurrir sí el planeta se formó lejos del Sol y se desplazó hasta nuestro Sistema Solar. Los resultados que arrojaron fue que los asteroides se formaron cuando Jupiter era un planeta joven sin atmósfera gaseosa. Por lo que los Troyanos están hechos de un material similar al que conforma el núcleo del ahora gigante.

Los autores del estudio también consideran que Saturno, Urano y Neptuno podrían haber migrado de manera similar.