La piel servirá como material para la observación de la luz provocada por nanopartículas.

La división de Ciencias de la Vida en Google X, tiene algunos años trabajando en la investigación del origen del cáncer y la detección de células cancerígenas, con el fin de tratar a tiempo esta enfermedad. En octubre del año pasado, durante la conferencia WSJD Live, la compañía anunció que estaba trabajando con nanopartículas magnéticas, que servirían para encontrar células cancerígenas en la sangre y posteriormente alertar al usuario a través de un dispositivo.

Sin embargo, el avance de la investigación, según lo declarado por el jefe del departamento, Andrew Conrad, verá la luz en unos cinco o siete años, pues aún continúa en una fase de desarrollo muy prematura. Conrad apareció recientemente en una entrevista para The Atlantic, en la que explicó cuál es el estado actual del proyecto que está a cargo de un gran porcentaje de la división científica de Google, con empleados especializados en medicina y otras ramas de la ciencia.

Google-piel-sintética
Con estos brazos de piel sintética, los científicos de Google X se apoyarán para el desarrollo del brazalete

Según explica Conrad, las nanopartículas son encapsuladas en una pastilla que debe ser ingerida por el paciente, de tal manera circulan en el cuerpo y al impactar con una célula cancerosa, ésta se une a la partícula, lo que provoca un diminuto destello de luz. El dispositivo que los científicos están desarrollando es un brazalete que cuenta con un imán y de esta manera, las nanopartículas que estuvieron circulando por el cuerpo del paciente son atraídas para su revisión y, en caso de presentar un problema en la sangre, la pulsera alerta al usuario.

Pero para que esto funcione, es necesario que la luz provocada por las nanopartículas sea visible a través de la piel humana para su detección, y para ello los científicos están diseñando brazos falsos con una estructura similar a la del ser humano. Los brazos están cubiertos con piel sintética en diferentes tonos y grosores; gracias a este material, la investigación seguirá su curso de una manera más sencilla.

Revisen el video a continuación si quieren saber cómo pretende funcionar este brazalete que esperemos esté disponible en el mercado en un futuro no tan lejano.

vía The Verge

fuente The Atlantic

temas