Expertos ponen fin a un mito cultural que se ha acrecentado con los últimos años.

¿Existe realmente la “Temporada de sismos”?

La desinformación sobre las catástrofes naturales no sólo nos hace ver como tontos cuando la divulgamos en redes, o de boca en boca, muchas veces genera consecuencias serias, como pánico o impide la ejecución correcta de los planes de contingencia y únicamente genera caos. Tal es el caso de la así denominada “temporada de sismos”, que supuestamente ocurre en septiembre.

Por ejemplo, una evaluación realizada por el Consejo Ciudadano reveló que el 54% de los capitalinos afirmó tener miedo después del sismo del año pasado. Afortunadamente, el 34% de los encuestados considera que este año el 19 de septiembre será un día como cualquier otro, pero hay un 12% que cree que va a temblar.

Al respecto, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que no existe la dichosa “temporada de sismos”, y que se trata de un mito popular que asegura que hay una temporada donde es más probable que tiemble. Pero entonces, ¿dónde se fundamenta esta creencia?

¿Hay más sismos en septiembre?

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) de la UNAM indica que han ocurrido 14,602 movimientos durante septiembre desde 1900 a la fecha. Según el SNN todos los años la actividad sísmica se mantiene constante en un mínimo de 11,205 y un máximo de 12,506 movimientos telúricos. Pero en septiembre el número aumenta dos puntos porcentuales.

Ahora, Víctor Castro, jefe del Departamento de Análisis e Interpretación de Datos Sísmicos del SNN, comenta que está cifra se eleva por las réplicas ocurridas después de los terremotos de 1985 y 2017.

Según una declaración del experto:

“Las réplicas ocurren porque en sismos de gran longitud, anchura y magnitud, quedan en el interior de la tierra muchos lugares inestables y ahí es donde se origina, pueden durar desde meses hasta años. Incluso ahora casi hay la misma cantidad de réplicas que de sismos”.

Es decir, estadísticamente septiembre sí presenta más sismos desde 1900 a la fecha, pero por las réplicas relacionadas con los dos sismos más grandes de los años recientes.

La Ciudad de México ha sido epicentro de 225 sismos desde hace 118 años, pero ninguno ha sido de una magnitud mayor a cuatro grados.

Entonces, tal como dice Víctor Castro, existen casi la misma cantidad de réplicas que de sismos, pero no pueden considerarse que existan más sismos como tal en el mes de septiembre. En otras palabras, la tierra no se acomoda más en septiembre, los sismos son un fenómeno que ocurre durante todo el año, normalmente de forma imperceptible.

fuente El Universal

temas