El terrible terremoto del pasado martes causó enormes estragos humanos y materiales en México. Pero, también, puso en riesgo invaluables patrimonios culturales.

El sismo del pasado 19 de septiembre causó innumerables daños en la Ciudad de México, Puebla y Morelos. Entre los daños materiales en Morelos se encuentra una pequeña joya maravillosa de la historia fílmica nacional: el único archivo independiente de cine en México.

Ahora, Viviana García Besné, la creadora del archivo, está pidiendo ayuda en todo el mundo para reconstruir este hermoso patrimonio actualmente en apremiante riesgo. Por eso, es necesario preocuparse por este acervo tan importante de nuestra memoria nacional, popular, fantástica y maravillosa.

Un archivo en el monte

El archivo fílmico de Permanencia Voluntaria se encuentra en medio de las montañas de Tepoztlán, en una vieja zona de bodegas. El pintoresco lugar se convirtió en un corredor cultural improvisado hace un par de años cuando Viviana García Besné se juntó con Michael Ramos y Paulina Suárez para administrar el archivo de su tío abuelo, el legendario productor Guillermo Calderón Steel.

Los tres amantes del cine decidieron juntar, catalogar y preservar el archivo de Calderón Steel en el que se encuentran joyas del cine mexicano popular. Películas de ficheras, películas de rumberas y varias películas de El Santo se encuentran en el archivo. Lo cual no es cualquier cosa.

Para que midan el asunto, en ese archivo independiente, hay una versión a color de la película maldita de El Santo, llamada El Vampiro y el Sexo, en donde hay desnudos femeninos y toda la coquetería posible. La cinta se olvidó porque fue cambiada para quitarle el contenido inapropiado y distribuirla como Santo en el Tesoro de Drácula.

También, por ahí, hay una copia original de Duelo en el Dorado de René Cardona con Luis Aguilar, Germán Valdés “Tin Tan” y Ramón Valdés. Sí, Tin Tan con ese Ramón Valdés del Chavo del 8. Una joya.

El archivo cuenta con películas en 16 mm, 35 mm, nitratos de plata y una maravillosa colección de archivos auditivos. Ahí hay cintas de ¼ de pulgada y discos de pasta con música original de películas populares clásicas… Es una maravilla de archivo que se creó, además, para proyectar películas, a todo tipo de público, de manera gratuita. Ahí proyectan locuras varias, permiten a la gente interactuar con aparatos viejos, restauran y, en general, hacen una bella labor de protección y transmisión cultural.

La memoria en riesgo

Pero Permanencia Voluntaria es un proyecto humilde, que nació por la relación familiar de García Besné con Guillermo Calderón, y una beca del FONCA. Los implicados en este proyecto no tienen los recursos para paliar los daños del temblor y volver a constituir este valioso archivo, el único archivo independiente de México.

Por eso García Besné ha pedido ayuda a través de una página de fundraising y una carta en inglés. El problema al que se enfrentan es apremiante porque nadie sabe en qué condiciones está el archivo y nadie puede llegar a él hasta que se contrate a un ingeniero y a un equipo de construcción.

Mientras, todas estas gemas del cine nacional están en riesgo: el techo está perforado y basta un poco de lluvia para que todo se arruine. También, hay una tubería dañada que, en cuanto se restaure el servicio de agua en Tepoztlán, puede inundar la bodega.

Sería una pérdida irremediable para el patrimonio cultural del país que se dañaran estas copias originales de cintas como La Mujer Vampiro o las toneladas de documentos personales de productores mexicanos.

Hasta ahora, la iniciativa de fundraising ha sido exitosa y se han juntado más de 2,000 en unas horas. Y, mientras esperamos que estos fondos sean suficientes, seguiremos intentando ayudar a este hermoso archivo. Porque el temblor no puede quitarnos, también, esta preciosa memoria de celuloide.

Aquí les dejamos la traducción completa de la carta de Viviana García Besné:

“Querida familia, amigos y colegas,

Estoy escribiendo de parte del ARCHIVO FÍLMICO PERMANENCIA VOLUNTARIA -el único archivo independiente en México especializado en la colección y preservación de películas populares-. Nuestra colección se enfoca en el trabajo de la familia Calderón y García Besné, pioneros en los importantes géneros conocidos como cintas de Rumberas, de Luchadores y de Ficheras. Nuestro archivo también arropa una cantidad única de materiales que no pueden hallarse en ningún otro lado, incluyendo pósters de películas, documentos y artículos promocionales.

Como saben, el pasado 19 de septiembre, un terrible terremoto de 7.1 grados de magnitud sacudió la Ciudad de México, Puebla y Tepoztlán (Tepoztlán, casa del archivo, estuvo justo en el epicentro). Somos un pueblo chico, nuestros edificios están severamente dañados y no tenemos el dinero, los medios y el poder humano para reparar el daño extensivo que causó el terremoto.

Hoy, un ingeniero confirmó que el espacio en donde se encuentra el archivo está colapsado y nuestro microcine, el BATICINE, deberá ser reconstruido. Por órdenes del gobierno local, no podemos acceder al segundo piso del archivo porque una ventana y parte de la pared están completamente dañados. No va a ser posible acceder a esta área hasta que traigamos a un ingeniero y a un equipo de construcción para empezar a reparar. Hasta la fecha hemos sido incapaces de tomar fotos y acceder a los daños del segundo piso. Es especialmente preocupante porque está empezando la temporada de lluvias y cada día que pasa el archivo corre el riesgo de dañarse completamente por el agua. Necesitamos ayuda urgente.

Otra preocupación que tenemos es por una cañería grande que se ha roto dentro del edificio. La fuga no está goteando porque Tepoztlán no tiene agua, pero cuando la ciudad vuelva a tener servicios de agua, nuestro archivo se va a inundar. No podemos esperar a que el gobierno nos ayude a prevenir el daño por agua y no tenemos los recursos para reparar la grieta. Esto es particularmente alarmante porque el 80% de nuestros anaqueles se dañó en el sismo y la mayoría de nuestros aparatos están tirados en el piso corriendo un gran riesgo. Con la asistencia correcta podremos mover las películas y comprar los materiales necesarios para mantenerlas a salvo. Pero no podemos desestimar la severidad de esta situación. Como saben, estas son películas viejas, irremplazables e invaluables, y con cada momento que pasa corremos un enorme riesgo de perderlo todo.

Nuestro Baticine, el cine comunitario que utilizamos para exponer los trabajos de cineastas locales y películas populares para todo tipo de audiencias, quedó también destruido. Tenemos meses de trabajo por delante para poder reparar nuestro amado espacio comunitario. Pero nuestra prioridad es la restauración del archivo. Este terrible sismo no nada más destruyó el techo del archivo, sino que también dañó las películas y necesitaremos mucho tiempo de ayuda para limpiarlas y restaurarlas. También se destruyó nuestra catalogalización y nuestros esfuerzos de organización.

Nuestros medios no alcanzan para la envergadura de este proyecto y no podemos lograrlo solos. Estaremos más que agradecidos por cualquier apoyo que quieran ofrecernos para preservar nuestro archivo. Les agradecemos el interés y el apoyo.

Viviana García Besné”

temas