Una pobre araña prehistórica estaba a punto de tener un acto coital cuando quedó atrapada en una gota de ámbar.

El imaginario popular indica que el amor puede durar toda una vida, pero se tiene una idea menos romántica del sexo. Sin embargo, una recién descubierta pareja de arañas prehistóricas demuestra que una erección puede extenderse más allá de la vida.

La pareja de animales vivió plácidamente hace 99 millones de años, después de pasar su rito de cortejo estaban a punto de mantener relaciones sexuales cuando, inesperadamente quedaron atrapados en una gota de ámbar que las conservó en perfecto estado hasta nuestros días.

La hembra se encuentra en una posición relativamente convencional, mientras que el macho es más sorprendente, debido a que tiene su pene completamente erecto y está a milímetros (literalmente) de introducirlo en su pareja.

De acuerdo con los expertos, los machos de esta especia de arañas poseían un pene retráctil que pasaba la mayor parte del tiempo escondido en el interior de su cuerpo. Por este motivo, el fósil es tan importante para los estudiosos de la evolución arácnida.

Los científicos también resaltan que el animal tenía unos ojos inusualmente grandes, no saben si era una característica de su especia o estaba particularmente emocionado de ver a la hembra dispuesta a complacer sus bajas pasiones.

fuente Science

temas