Los hermosos y sorprendentes animales siguen en peligro, pero no en estado crítico.

A pesar de ser el animal más representativo de China, los pandas gigantes llevaban décadas en la lista de ejemplares en peligro de extinción realizada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ( IUCN por sus siglas en inglés). Sorpresivamente esta semana se oficializó que han quedado fuera de la lista de la IUCN y ya no están en una situación de extremo peligro.

Los aparentemente tiernos pandas comenzaron a desaparecer por el crecimiento urbano de China, que poco a poco fue reduciendo las zonas donde había bambú, planta que representa el 99% de la dieta de los pandas. De acuerdo con cifras oficiales de la IUCN, a mediados de los años ochenta sólo quedaban 1,200 pandas en toda China. Fue en este caso extremo que el gobierno local comenzó a tomar medidas para proteger a la especie y la mejor manera que encontraron fue replantando bambú a gran escala en todos los bosques del sur y este del gigante rojo.

Gracias a esto lograron revertir la tendencia decreciente de pandas, y ahora el número oficial de la especie es de 2,060 ejemplares. Todavía un número bajo, pero suficiente para cambiar su estatus a “especie vulnerable”.

Un panda mascando bambú
Un panda mascando bambú

De acuerdo con la IUCN la solución al problema fue más simple de lo que se creía. Todo se dio gracias a “restaurar los hábitats” de la especie. Es decir, cuidando con la misma intensidad que a los pandas a su alimento. Al preocuparse por que el bambú se reinsertara en sus zonas originarias poco a poco la población de pandas comenzó a aumentar de manera natural.

Los especialistas celebraron que China invirtiera en aumentar las reservas de bambú, señalando que, a pesar de que es una solución sencilla, no es fácil llevarla a cabo en un mundo que sobreestima la industrialización y asocia la modernidad con el crecimiento urbano.

A pesar de reconocer el avance, la IUCN recordó que los panditas todavía tienen que enfrentar un nuevo peligro: el cambio climático. De acuerdo con sus datos, si todo se mantiene como hasta ahora, el cambio climático podría causar la desaparición de un tercio de todo el bambú de china en las próximas décadas. A pesar de que el panorama todavía no es 100 % positivo, podemos celebrar a los pandas comiendo una bolsa de panditas de Ricolino.

panditas-dc

vía Live Science

fuente BBC

temas