Lehmann es la responsable del descubrimiento del núcleo de la Tierra. 

Hasta antes de 1936, la mayoría de la gente, incluyendo al novelista Julio Verne, pensaban que la Tierra estaba hueca. Pero Inge Lehmann, una sismóloga danesa, vino a desmentir esta idea y a dar forma a la concepción actual de cómo es el núcleo de la Tierra.

Lehmann dedujo que en el centro de la Tierra, al que llamó “P”, hay una parte sólida dentro de otra líquida, a las que nombró núcleo interno y núcleo externo. La teoría de la sismóloga fue publicada en 1936, por sus ideas la científica entró de lleno en la historia de la geofísica. Además descubrió una nueva discontinuidad sísmica en la estructura en nuestro planeta, que desde entonces se conoce como “discontinuidad de Lehmann”. El hallazgo provocó un giro de 180 grados en su campo, ya que demostraba que el planeta no es una esfera compacta e inactiva, sino todo lo contrario.

El trabajo de Lehmann se consiguió gracias al estudio de las ondas sísmicas que atravesaban el planeta, ella estudió datos recogidos de un terremoto sucedido en Nueva Zelanda. Midiendo las ondas sísmicas, Inge Lehmann llegó a la conclusión de que el núcleo interno de la tierra debe de medir unos 2,440 kilómetros, es decir, aproximadamente el 70 % del tamaño de la Luna. Además, también descubrió que tiene una temperatura muy elevada, probablemente de 2,727 a 4,727 grados.

lehmann
Inge Lehmann

La científica también descubrió que el núcleo interno no gira igual que el resto del planeta, ya que la parte interna líquida  –que mide 6,800 kilómetros, aproximadamente dos veces el tamaño de la Luna– suaviza el giro. Es precisamente la existencia de estas dos partes lo que genera el campo magnético terrestre.

El hallazgo de Inge Lehmann lo modificó completamente todo en su campo de estudio. Y es que hasta la década de los años 30, se creía que el núcleo era totalmente líquido, una simple bola de hierro.

Lehmann fue una pionera en el estudio de los terremotos, además fue una de las científicas más importantes de inicios del siglo XX, ayudando a que más mujeres se interesaran en la ciencia. La investigadora siguió trabajando en el mundo académico hasta los 100 años, ella murió en 1993 a los 104 años de edad.

temas