Así es el sonido de un terremoto en Marte

Una sinfonía directa de Marte.
(Foto: NASA)

“Presta atención a Marte y serás recompensado con una sinfonía de sonidos”, señaló la NASA en un comunicado en el que presentó el ligero sonido que emiten los sismos en el planeta rojo. El año pasado, cuando la agencia espacial aterrizó en Marte, la sonda InSight colocó en su superficie un sismómetro “exquisitamente sensible” llamado Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS, pos sus siglas en inglés), que sería utilizado especialmente para escuchar los temblores marcianos.

También te recomendamos: Así se ve un eclipse solar en Marte

En abril, el sismómetro logró registrar el primer terremoto y desde entonces ha logrado detectar hasta 100 eventos, pero según la NASA solo 21 de ellos pueden ser considerados terremotos. Es una tarea ardua, considerando que el oído del SEIS es tan sensible que los científicos han tenido que aprender a reconocer cada sonido que capta el experimento. “Te estás imaginando lo que realmente está sucediendo en Marte cuando InSight se sienta en el paisaje abierto”, contó su experiencia Constantinos Charalambous, miembro del equipo científico de InSight en el Imperial College de Londres.

Estos dos terremotos que grabó el SEIS se trata de los más representativos que ha detectado hasta ahora la misión. Ocurrieron los días marcianos 173 (el 22 de mayo) y 235 (el 25 de julio de julio) con una magnitud de 3.7 y 3.3 grados respectivamente. Las grabaciones no se tratan particularmente de las vibraciones provocadas por los sismos, sino de datos vibratorios que han sido procesados para lograr que sean audibles.

Ambos sugieren que la corteza marciana es como una mezcla de la corteza terrestre y la luna”, explica la NASA.

A continuación puedes escuchar los audios que, en el caso del terremoto del Sol 235 el sonido “se vuelve particularmente grave al final del evento”:

Quake Sol 173 by NASA

Quake Sol 235 by NASA

El objetivo de la misión es que los científicos puedan comprender con claridad el interior de Marte, que por ahora han logrado descubrir que es más factible detectar los terremotos durante la noche que en día, que es el momento cuando la luz solar -al calentar el aire- puede provocar la interferencia del viento.