La NASA registra el primer sismo en Marte

Esta es la primera vez que un robot fabricado por humanos capta un terremoto en otro planeta.
(NASA)

La sonda InSight de la NASA registró el primer terremoto en Marte el pasado 6 de abril gracias a los sismógrafos colocados en la nave. Este es un hecho sin precedentes en la historia de la humanidad, ya nunca antes se habían colocado sensores para registrar los movimientos telúricos en un rover marciano.

LA NASA cree que el origen del sismo pudo ser provocado por el movimiento de una grieta ubicada en el interior del planeta o por el impacto de un meteorito.

“Es probable que solo sea un evento de magnitud entre 1 y 2, tal vez con un alcance de unos 100 kilómetros. Hay muchas dudas al respecto, pero eso es lo que parece”, declaró el profesor Tom Pike, quien dirige el equipo británico a cargo de los sismómetros. Un sismo de esta magnitud no sería percibido por ningún humano en nuestro planeta.

El equipo de la InSight también está investigando otras tres señales captadas sólo por los sensores de baja frecuencia: una de ellas del 14 de marzo, otra del 10 de abril y otra del 11 de abril. Sin embargo, estas fueron incluso más pequeñas que la anterior y los científicos aún no tienen la seguridad de que se trate de eventos sísmicos reales.

“Cuando solo has registrado uno, no sabes si solo se trata de suerte. Pero cuando veamos dos o tres tendremos una mejor idea”, dice.

La misión InSight llegó a Marte en noviembre del año pasado y la captación de este sismo no ha sido el primer “primer” gran descubrimiento que ha hecho, en diciembre del 2018 captó por primera vez en la historia de la humanidad el sonido del viento soplando en Marte.

La misión principal de la sonda InSight es perforar Marte para ayudar a los científicos a saber que hay realmente debajo del rocoso suelo marciano y cómo fue que pasó se ser un planeta húmedo, como la Tierra, al desértico gigante rojo que es hoy en día. Para ello está equipada con dos sensores muy sensibles, uno que detecta las vibraciones del aire y otro es un sismógrafo. Pueden captar las oscilaciones del viento y la diferencia en las presiones del aire de la misma forma que una oreja lo hace con los sonidos que nos rodean.

ANUNCIO