El satélite lo consiguió, pero no se ha confirmado el destino de la sonda que transportaba.

Desde hace años Europa tiene una obsesión con Marte, comenzando con lanzamiento del satélite Mars Express y la fallida la sonda espacial Beagle 2 en el 2003. Hoy, después de años de preparación, la misión Exo Mars de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), finalmente logró su objetivo de llegar a Marte. Lo más llamativo de todo es que la misión principal de la nueva competencia de Curiosity es encontrar indicios de vida en Marte y analizar la atmósfera del planeta, así como probar la tecnología espacial europea.

Oficialmente la ESA indicó que las dos partes de Exo Mars alcanzaron la órbita marciana a las 9:42 de la mañana (hora de la Ciudad de México). El satélite TGO lanzó a la sonda Schiaparelli a una velocidad de 21 mil kilómetros por hora buscando que alcanzara el suelo marciano. Después de eso, tardó 6 minutos en llegar a la superficie del planeta, concretamente a Meridiani Planum, una planicie de Marte.

La sonda Schiaparelli se comunica gracias a un radio de alta frecuencia que le permite transmitir señales y datos, pero, por la enorme distancia que ha recorrido, en la ESA tardan un promedio de 10 minutos en recibir sus señales. Al aterrizar en Marte se perdió la señala de la sonda, lo mismo ocurrió con el satélite TGO. Pero, pocos minutos después, se informó que la perdida de comunicación con TGO se debía a que se encontraba detrás del planeta cuando se acoplaba a la órbita de Marte. El satélite tuvo que darle la vuelta al planeta para poder volver a comunicarse con la Tierra.

El satélite TGO tardó varias horas en acoplarse con la órbita marciana pero, no sin pocos problemas, el TGO se colocó en órbita alrededor de Marte y comenzará su misión de ayudar a mandar información a la Tierra referente al Planeta Rojo. La ESA tardó en confirmar la noticia por el procesamiento de datos y el acoplamiento del dispositivo espacial. El satélite TGO ha sido ideado para analizar el metano y otros gases minoritarios en la atmósfera marciana.

La ESA solicitó apoyo al satélite MRO de la NASA para salir de la duda con respecto al estado de la sonda Schiaparelli. Después de varias horas, no se ha dado a conocer el estado de la sonda, por lo que podría haber tenido el mismo destino de la fallida sonda Beagle 2.

La Agencia Europea indicó que por lo que resta del día no tendremos más información de la sonda, pero recalcó que el satélite logró acoplarse con éxito a la órbita marciana.

Tendremos que esperar a mañana para saber más sobre el destino de la sonda de la misión Exo Mars.

temas