Astrónomos del Instituto Harvard-Smithsonian han bautizado esta semana a un nuevo tipo de planeta desconocido hasta ahora: la “Mega Tierra”, que tiene 17 veces la masa de nuestro planeta. 

El nombre oficial de este cuerpo celeste es “Kepler-10c”, un planeta que está cubierto en su mayoría por rocas y que es de un tamaño enorme, superior a las Super Tierras conocidas hasta ahora.  Lo anterior contradice la creencia de que era imposible la existencia de un planeta de este tamaño, pues se pensaba que todos los cuerpos de tales dimensiones tenían una superficie gaseosa, como Júpiter.

“¡Este es el Godzilla de las tierras! Pero a diferencia del monstruo de la película, Kepler-10c tiene implicaciones positivas para la vida”, declaró Dimitar Sasselov, investigador del Instituto Harvard-Smithsonian.

Kepler-10c, localizado a 560 años luz de la Tierra, no es muy diferente a otros planetas convencionales, se encuentra en la constelación de Draco y gira al rededor de una estrella cada 45 días, muy cerca de Kepler-10b, un “mundo de lava” con el que comparte a su estrella. 10c tiene un diámetro de cerca de 29,000 kilómetros, 2.3 veces más grande que la Tierra, pero su masa es 17 veces más grande que nuestro planeta, y se piensa que su composición está formada por rocas y otros elementos sólidos.

La Mega Tierra fue descubierta gracias a la nave espacial Kepler y su potente telescopio, mismo que ya había encontrado otros exoplanetas particularmente asombrosos antes de sufrir algunos desperfectos recientemente.

vía Tendencias 21

fuente Instituto Harvard-Smithsonian

temas