Los creadores de los efectos especiales dieron a conocer algunas de las licencias que se tomaron con respecto al realismo científico de la película.

Oliver James, jefe del estudio de efectos especiales Double Negative, publicó un artículo en la revista científica Classical and Quantum Gravity, en donde da detalles del arduo trabajo que realizó junto con su equipo para dar forma a los espectaculares y realistas efectos de Interstellar.

En su texto, James dedica especial atención a describir que durante el proceso creativo de Gargantúa, el agujero negro que aparece en la película, se tomó la decisión de “maquillarlo” un poco, debido a que las simulaciones científicas de agujeros negros que existían en ese momento eran de muy baja calidad. Con ayuda de su asesor científico, el físico Kip Thorne, diseñaron un agujero negro utilizando ecuaciones que forman parte de la Teoría de la relatividad general de Einstein. Sin embargo, al ver el resultado final consideraron que sería muy confuso para la audiencia llevarlo tal cual a la pantalla, por lo que lo modificaron hasta dar con la versión que todos pudimos ver en el cine.

“Nos basamos en la ciencia, pero nuestro objetivo es siempre darle el control a los creativos para que puedan cambiar lo que gusten”, dice James en el texto.

Entre los inconvenientes que llevaron a que no se usara la versión más realista del agujero negro que habían diseñado, se encuentra el que la productora intuyó que su aspecto no impactaría a la audiencia.

agujero-negro-inter
El agujero negro realista que no apareció en la cinta

Además, el uso de una simulación del efecto Doppler en las ocasiones que aparecía el agujero en pantalla también se eliminó, debido a que volvía confusa e inconsistente la forma del fenómeno espacial. Por si fuera poco, el disco de acrecimiento (la materia girando alrededor del agujero negro) fue considerado demasiado “caótico”, por lo que se minimizó cambiando sustancialmente el aspecto del agujero. De igual forma, se modificó el centro del agujero, debido a que en la versión real quedaba ubicado a la derecha, producto de su rápida rotación, lo cual no fue del agrado del director, Christopher Nolan, quien buscó que modificarán el aspecto del agujero relentizando su rotación para hacerlo más bello, pero menos realista.

La explicación de Oliver James se da después de que diversos científicos manifestaron su impresión con lo real de muchos de los aspectos de Interstellar, sin dejar de criticar su descontento por algunos defectos, principalmente relacionados con el agujero negro.

vía New Scientist

fuente IOP Science

temas