Una de las posibilidades más interesantes que ofrece el uso de las impresoras 3D es el de la personalización, ya que esta tecnología se puede aplicar para crear productos a la medida de cada usuario.

Blizzident es un buen ejemplo de ello, pues se trata de un cepillo de dientes personalizado que promete limpiar por completo la dentadura en tan sólo 6 segundos. ¿Cómo? Por medio de una horma de plástico que en su interior tiene cerdas, las cuales hacen todo el trabajo con sólo mover la boca, o con la ayuda de una pequeña rueda de plástico. Según sus creadores, cepillarse durante 10 segundos con Blizzident ofrece los mismos resultados que hacerlo con un cepillo convencional durante 6 minutos.

Blizzident 2

De inicio la idea suena muy bien, sin embargo, el proceso por el que se debe pasar antes de tener un artefacto como este resulta muy engorroso y caro. Primero, el dentista debe crear el molde de la dentadura, luego hay que llevarlo a un laboratorio para su digitalización tridimensional y finalmente, enviarle el archivo a la compañía para que por 300 dólares fabrique el cepillo con una impresora 3D.

Quizás Blizzident no vaya a convertirse en el nuevo estándar de limpieza bucal (al menos no por ahora), lo importante es que da muestra de lo que en futuro podríamos ver gracias a la tecnología de impresión en 3D,. ¿Se imaginan que además de cepillos tuviéramos ropa o zapatos hechos a la medida?

fuente Blizzident

temas