Desarrollado por un conjunto de especialistas tecnológicos, el algoritmo puede avisar con cuatro horas de anticipación afecciones graves de un paciente.

En los hospitales de los Estados Unidos la jerga médica designa al “Código Azul” como el aviso de que un paciente internado sufre un paro cardíaco o respiratorio, por lo que la atención debe de ser inmediata. Lamentablemente estas circunstancias son difíciles de prever incluso en los centros de salud con equipo médico de primera.

Hasta ahora, la única forma de saber que un paro cardiorrespiratorio estaba por llegar, era con base a las observaciones y registros que los médicos realizaban en los rondines dentro de los hospitales, en los que por protocolo deben de tomar los signos vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial y temperatura) de los pacientes graves. Justo por lo anterior es que, cuando el Código Azul se anuncia, el interno normalmente ya entró en crisis.

Intentando contribuir con el sistema de salud de los Estados Unidos, el programador e ingeniero de la Universidad Carnegie Mellon, Sriram Somanchi, reunió a un equipo de especialistas en algoritmos de aprendizaje para diseñar un sistema matemático que puede predecir con hasta cuatro horas de anticipación cuando un paro cardíaco o respiratorio está por llegar.

Para diseñar su innovación científica, Somanchi y su equipo formaron una base de datos con información de 133,000 pacientes de los hospitales de la Universidad NorthShore, en Chicago. Al observar toda la información se centraron en los 815 casos de pacientes que padecieron un Código Azul, logrando dar forma a 72 parámetros que se repetían en la historia clínica de dichos pacientes, como signos vitales, edad, glucemia, conteos de plaquetas, etc.

Su algoritmo fue capaz de predecir, en algunos casos con cuatro horas de anticipación, que paciente estaba a punto de tener un paro cardiorrespiratorio, acertando dos de cada tres casos. A pesar de que el sistema logró probar ser efectivo, no es muy viable usarlo en hospitales, debido a que para funcionar necesita muchos datos  y parámetros de los pacientes, los cuales no siempre están disponibles en los centros de salud.

Somanchi presentará los avances de su tecnología en el KDD2014, un evento dedicado a dar a conocer descubrimientos relacionados con la minería de datos que se llevará a cabo a finales de agosto en Nueva York.

* Foto de portada: Madd Matt

fuente New Scientist

temas