Las pantallas táctiles en dispositivos móviles han facilitado la vida de millones de personas, aunque desafortunadamente estos no pueden ser utilizados por personas con alguna capacidad física diferente.

Con esto en mente, el ingeniero biomédico mexicano Jorge Silva desarrolló Tecla, un dispositivo que se conecta a sillas de ruedas equipadas con una Unidad de Control Ambiental para que los pacientes con parálisis puedan controlar tabletas y teléfonos inteligentes con pantallas táctiles.

Entre los puntos más interesantes de este dispositivo es que es compatible con los actuales interruptores mecánicos o electrónicos que se activan con el movimiento del cuerpo, como parpadear, mover la cabeza, inhalar o soplar. Estas instrucciones son captadas por Tecla y transmitidas inalámbricamente a través de Bluetooth a los dispositivos móviles.

tecla4

Por este desarrollo, hace poco Silva recibió el reconocimiento Pioneer for Change, un premio de innovación que se otorga a inmigrantes que viven en Canadá y han generado un cambio significativo con beneficio social. El científico originario del Distrito Federal llegó a Toronto en 2002 para hacer sus estudios de posgrado y realizó su doctorado en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Toronto. Desde entonces ha trabajado en diversas investigaciones sobre el uso de la tecnología para remover barreras que limitan a las personas con algún tipo de discapacidad, y desde 2008 participa como investigador en el Instituto para el Diseño Inclusivo (IDI) de la Universidad OCAD, en la capital canadiense.

Tecla surgió como un proyecto de investigación en este instituto, pero Jorge Silva y su socio Mauricio Meza, también ingeniero mexicano, vieron el potencial para comercializarlo. En 2011 lo lanzaron al mercado la primera versión y se vendieron 500 unidades en 14 países, como Inglaterra, Holanda, Canadá, Dinamarca, Japón y Estados Unidos. En 2013 creó una versión más actualizada del producto, con batería integrada, del que se vendieron 800 piezas en 20 países, a un precio de 350 dólares.

Para Mauricio lo que está “discapacitado”, es el contexto de las personas con algún problema físico motor, y una vez que logran remover las barreras a través de la tecnología y de alternativas de movilidad, la discapacidad desaparece. El mexicano señala que en naciones desarrolladas como Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, hay leyes que determinan que los concesionarios de telecomunicaciones deben proveer dispositivos accesibles para discapacitados y considera que la reciente Reforma de Telecomunicación pone a México “a la par de esos países” porque incluye esas reglas.

tecla2

Meza también adelantó que es posible que Tecla se comercialice a través de los proveedores de telefonía celular en México; por lo pronto, ya tiene dos distribuidores en el país. Detalló que los concesionarios podrían incluir este producto dentro de sus ofertas y de esta forma todos ganan: aumentan las ventas de los celulares, las ventas de los dispositivos y por supuesto los clientes pueden acceder a tecnología que de otra forma sería muy difícil.

Actualmente Tecla es compatible con iOS, aunque están desarrollando una app para hacerlo compatible con Android. El futuro es que Tecla sea compatible no sólo con otros sistemas operativos, también con televisores, cajeros automáticos, y máquinas expendedoras. Este es otro esfuerzo de mexicanos que desarrollan tecnología con el potencial de cambiar la vida de millones de personas.

vía Animal Político

fuente Tecla

temas