Tokyo 2020 le muestra al mundo que el hidrógeno puede ser el combustible del futuro

La justa olímpica del 2021 tiene que poner el ejemplo de sustentabilidad y debe estar libre de gases contaminantes.
Imagen: Twitter / @Tokyo2020es

Los vehículos en el futuro próximo no utilizarán gasolina o diesel. Eso es un hecho. La cuestión es sobre cuál combustible será el que se se convierta en la norma de nuestros autos. ¿Electricidad o hidrógeno? En oriente han estado apostando por este último y para demostrar su eficacia y capacidad, Tokyo 2020 ha estado siendo impulsado por él.

Japón se comprometió a presentar unos juegos olímpicos “verdes”. La huella ecológica debía ser mínima y se debía dar el ejemplo de sustantabilidad. Por esto la nación se alió con Toyota y fue provista con 3,700 vehículos para operar durante Tokyo 2020. De todos ellos, 1350 transportes operan a base de hidrógeno, entre los que destacan los Toyota Mirai para transporte de funcionarios y personal, autobuses para llevar atletas y vehículos e-Palette y APM como servicios de taxi.

El pebetero olímpico también opera consumiendo hidrógeno y la villa olímpica en su mayoría también es alimentada por este combustible. La prioridad es eliminar las emisiones de gases contaminantes en las ramas del transporte y la industria.

Image: Toyota

Al igual que con los vehículos eléctricos, el transporte con hidrógeno asegura que los autos no quemen gasolina para avanzar. En su lugar se utilizan “pilas” que contienen el gas ligero el cuál puede llegar a producirse utilizando energías “verdes” como el sol o el viento. Siempre y cuando las fábricas de hidrógeno no utilicen, paradójicamente, combustible tradicional, esta fuente de energía puede llegar a ser lo que la humanidad necesita.

Toyota es una de las pocas marcas que ha apostado por el hidrógeno en lugar de la electricidad. De hecho ya hay una extraña guerra de declaraciones donde los fabricantes de autos occidentales han despotricado contra la tecnología de hidrógeno asegurando que no es realista. Cualquiera que sea el lado ganador, Tokyo 2020 demuestra que sí se puede utilizar ese gas como sustituto de la gasolina, si se cuenta con los recursos suficientes.

***

En Dopler hablamos de motores y de los transportes que nos moverán en el futuro. Amamos todo lo que parezca juguete de James Bond. Síguenos en Facebook.

ANUNCIO