Rimac y Bugatti unen fuerzas y dan un futuro prometedor a los súper deportivos del mañana

Bugatti fue comprado por la empresa croata Rimac y por Porsche, integrante del grupo Volkswagen.
Bugatti Chiron Sport | Imagen: Bugatti

Bugatti acaba de ser comprada por la compañía Rimac en unión con Porsche. La adquisición de la marca de vehículos de lujo, anteriormente subsidiaria de Volkswagen, ocurrió de manera curiosa pues los compradores acordaron crear una empresa conjunta en donde la firma croata tendrá la participación mayoritaria.

Grupo Rimac y Porsche juntaron su capital para comprar Bugatti y luego crearon un modelo de propiedad para incorporarla bajo el nombre de Bugatti Rimac LLC. La adquisición no le quitará autonomía a Bugatti pues seguirá fabricando sus vehículos en Francia con su misma ideología, pero hará que sus autos tengan acceso a toda la tecnología que Rimac puede ofrecer. 

Rimac además tuvo que crear una división de tecnología para la rama de desarrollo de motores y batarias. Rimac Technology será independiente de Bugatti Rimac LLC y esta a su vez, se dedicará exclusivamente a la gestión de Rimac Automobili y Bugatti Automobile. Los autos Rimac y Bugatti serán marcas separadas. Si está explicación te parece confusa, quizá con el siguiente esquema quede más claro estos movimientos multimillonarios.

Así quedará el Grupo Rimac | Imagen: Rimac

Rimac, conocido por sus hypercars eléctricos y por desarrollar la tecnología para aprovechar el vulcanol, tiene intenciones de electrificar los futuros vehículos Bugatti. Sus ingenieros y científicos tendrán la oportunidad de llevar al siguiente nivel esta marca de lujo francesa a la par que mantiene el respaldo del Grupo Volkswagen (Porsche es parte de este grupo tambien).

¿Este será un excelente ejemplo de sinergía empresarial? Lo tendremos que comprobar, pero llevará su tiempo. Rimac se ha aventurado en decir que el salto de Bugatti a la electrificación llegará antes de que finalice esta década. Mientras tanto siempre podemos apreciar el potencial de la marca con su reciente Rimac Nevera, un monstruo que alcanza los 415 km/h y cuesta 28 millones de pesos.

***

En Dopler hablamos de motores y de los transportes que nos moverán en el futuro. Amamos todo lo que parezca juguete de James Bond. Síguenos en Facebook

 

ANUNCIO