La solución universal para arreglar cualquier aparato sigue siendo la misma desde el inicio de la invención de la tecnología: darle unos golpes al aparato rebelde.

Tanto nuestros abuelos, nuestros padres, como nosotros mismos hemos, hemos intentado arreglar un aparato electrónico a través de un sonoro manotazo. Esta costumbre no cambia a pesar de que quien recibe los golpes sea un gadget de ultima generación.

Para seguir con la costumbre, varios usuarios de la Xbox One han expuesto en los foros de soporte de Microsoft un problema de la unidad óptica de la consola, que consistente en un ruido insoportable que se produce cada que se introduce un disco en el dispositivo. Según las pruebas realizadas, esto puede arreglarse con el viejo truco de darle unos golpes.

Microsoft reconoció que el problema existe en un número limitado de consolas y prometió regalar un juego a aquellos que lo hayan sufrido, además de que la compañía ya está reemplazando las unidades defectuosas. Mientras ocurre esto, puedes experimentar con la solución tradicional que puedes ver ejemplificada en el video de abajo.

De acuerdo con Dave D, el personaje que explica cómo solucionar el error de la consola, lo que se debe de hacer cuando ocurre el problema es desenchufar la Xbox One de la corriente, darle la vuelta y, a la altura de la unidad de disco, darle unos cuantos golpes. Dave D menciona que el ruido y el mal funcionamiento del aparato se debe a una pieza que no está del todo bien colocada.

¿Alguien más se acordó de la bonita tradición de soplarle a los cartuchos?

vía Gizmodo

fuente Dave D

temas