De acuerdo con información filtrada a Forbes, Microsoft está desarrollando un reloj inteligente que se unirá a la moda de los wearables enfocados a la salud. Lo más interesante es que además podrá sincronizarse con cualquier smartphone del mercado, incluyendo los que trabajan con iOS y Android.

En vista de que los teléfonos inteligentes que funcionan con Windows Phone no han acabado de posicionarse completamente (actualmente solo tiene el 3.5 % del mercado), el nuevo dispositivo de Microsoft podría utilizarse con smartphones de la competencia. Los rumores dicen que lo anterior formaría parte de la nueva estrategia de posicionamiento de Satya Nadella, quien busca que los productos de la compañía no sean exclusivos de una sola plataforma, en este caso buscan tener una ventaja competitiva en contra del supuesto smartwatch de Apple.

Aparentemente, la apariencia del reloj será similar a la del Gear Fit de Samsung, y tendrá una pequeña pantalla táctil a color que permitirá ver las actualizaciones de los servicios de mensajería del teléfono con el que este vinculado. Según la filtración, el dispositivo integrará la ingeniería óptica de Kinect para que el gadget pueda medir la frecuencia cardíaca de una forma muy precisa durante todo el día, así como un software especial vinculará todos los datos que se registren para tener todo el tiempo actualizaciones del estado de salud de su usuario. Finalmente, la batería tendría una duración de dos días. 

El tiempo dirá, de ser cierta la información de Forbes, si el smartwatch de Microsoft es un éxito o resulta en otro Zune.

fuente Forbes

temas