Ahora la propuesta pasará a la Cámara de diputados.

Durante la sesión de ayer por la noche, el Pleno del Senado de la República aprobó, con 84 votos a favor y sólo una abstención, la propuesta de los senadores Carlos Puente del PVEM y Cristina Díaz Salazar del PRI, que busca otorgar facultades a la Secretaría de Gobernación para establecer los criterios de clasificación de los videojuegos que se vendan y distribuyan en nuestro país.

La propuesta de los senadores establece la modificación de la ley Orgánica de la Administración Pública Federal y General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes con respecto a la regulación de la clasificación de los videojuegos. Los senadores usaron como argumento principal de su propuesta un estudio realizado por la Universidad de Missouri, que señala que, en algunos casos, los juegos de video incrementan a los comportamientos agresivos, independientemente del sexo, la edad, el grado de agresividad de los individuos y la intervención de los padres.

“El dictamen tiene como propósito vigilar el contenido de los videjuegos, como una medida que contribuya a proteger el interés superior de la niñez”, indicó Cristina Díaz.

La modificación de la ley otorgará nuevas facultades a la Secretaría de Gobernación (Segob) para vigilar y regular los videojuegos, buscando que se mantengan “dentro de los límites de respeto a la vida privada, a la paz y a la moral pública, a la dignidad personal y al interés superior de la niñez y no ataque los derechos de terceros”. Con esto, la Secretaría de Gobernación podrá establecer los criterios de clasificación de los videojuegos, y ciertas restricciones en su comercialización.

El senador Puente indicó que la Secretaría de Gobernación, además de las clasificaciones, podría obligar a las distribuidoras a doblar o subtítular los videojuegos en nuestro idioma y dejar muy en claro que tipo de videojuegos estamos “comprando a los niños”.

La ley no toma en cuenta que ya existe una clasificación, realizada por las propias compañías (ESBR), y que la nueva clasificación podría incrementar los precios de los juegos (así sea solo por la nueva etiqueta que tendrían que tener las cajas de los juegos).

Es importante dejar en claro que la propuesta todavía no ha sido aprobada totalmente, falta que sea aprobada en la Cámara de Diputados y, finalmente por el Presidencia de la República.

fuente Senado de la República

temas