5 cosas que debes saber antes de comprar una consola de videojuegos usada

¿No tienes suficiente presupuesto? Una consola usada es tu respuesta

Si andas corto de presupuesto estas fechas de ofertas y quieres comprar una consola de videojuegos, tu mejor opción es adquirir una de segunda mano. Puedes conseguir una que te sirva por un buen rato, aunque hay varias cosas que debes saber antes de adquirirla y aquí te las contamos.

También te recomendamos: 5 consejos para aprovechar el Buen Fin y comprar online

Revisa los sellos de seguridad

Todas las consolas tienen un sello que sirve para indicar si la consola ha sido abierta. Por lo general se encuentra en la parte de atrás o en la parte inferior y casi siempre es una estampita que cubre un tornillo. Ahora bien, si compras una consola reacondicionada (por ejemplo en Amazon) no debes sorprenderte de el sello de seguridad ya no esté, pues seguramente fue abierta para reparar alguno de sus componentes. Por otro lado, si piensas comprarla directamente a otra persona sí debes verificar que esté intacto. Esto es de suma importancia porque evita que alguien pueda venderte una consola que quizá no sirve.

No compres a la primera

Es difícil evitar hacer una compra cuando todo parece indicar que el producto que elegimos es el adecuado. Tienes el dinero y te dices, ¿por qué no comprarla de una vez? La verdad es que en los sitios de compra de segunda mano hay ofertas nuevas todos los días, unas mejores que otras, otras peores; el punto es que debes explorar los sitios de tu preferencia en el lapso de unos días para ver más opciones y no quedarte con lo primero que caiga en tus manos.

Pregunta el tiempo de uso y la garantía

Si compras una consola directamente a su anterior dueño procura preguntar cuánto tiempo de uso tiene, y si todavía cuenta con algún tipo de garantía. Es un dato que el vendedor debería decirte si lo preguntas, pues te da una idea del tiempo de vida que le resta. Además de saber la fecha en que la adquirió no estaría mal saber aproximadamente cuánto tiempo la usaba por día o por semana. Hay muchas personas que compraron su consola hace tiempo, pero que rara vez la usaban. Cuando se trata de comprar una consola de segunda mano, este es el tipo de vendedor ideal a mi juicio. Esto nos lleva al siguiente consejo.

Identifica tipos de vendedores

No es lo mismo alguien que vende su propia consola que no usa a alguien que se dedica a revender juegos y consolas, ya se trate de una sola persona o de un pequeño negocio. Si eliges comprar al primer tipo debes saber que no cuentas con ningún tipo de garantía, a menos que todavía esté vigente la de fábrica. Por otro lado es casi seguro que te ofrecerá un mejor precio que el revendedor, aunque éste puede darte alguna garantía de tienda. Debes considerar las ventajas y desventajas de cada tipo de comprador para que elijas lo que más te convenga.

Revisa bien la consola y los accesorios

Ya sea en el momento de comprarla o mediante fotografías, debes verificar que todos los accesorios de la consola funcionen. No te apresures y si notas algo raro con el producto no tengas miedo de decírselo al vendedor. Un detalle como un ligero aroma a cables quemados que viene de la consola debería hacerte desconfiar inmediatamente y no deberías pasarlo por alto. Si no es nada grave seguramente el vendedor puede ofrecerte un reemplazo, como un cable de corriente o un HDMI. Por ello debes conservar su contacto y, si es posible, pedirle su número de teléfono.