Detienen a ladrones de autos que publicaban evidencia en Instagram

Vaya genios.
(Foto: West Yorkshire Police)

Cuando cometes un delito, la regla de oro es intentar pasar desapercibido. No puedes ir por el mundo presumiendo tus actos delictivos, como ocurrió con una banda de jóvenes que robaban automóviles de lujo en Leeds, Reino Unido, que fueron detenidos por la policía de West Yorkshire, gracias a que publicaban selfies y videos de sus atracos. Vaya genios. 

De acuerdo con la BBC, todo comenzó cuando uno de los delincuentes llamado Frankie Allwork, de 21 años, publicó una fotografía suya en la cuenta de Instagram con el alias Mr. Dingers. Allwork se tomó un selfie junto con un Audi A6 reportado como robado con un valor aproximado de 77 mil dólares. La imagen fue editada por el propio Allwork con la imagen de un emoji, pero de alguna forma las autoridades lograron obtener la fotografía sin ninguna alteración. En otra de las imágenes que obtuvo la policía también se podía observar un Seat Leon FR con un valor de 39 mil dólares. Ambos automóviles fueron robados la misma noche, y las fotografías fueron una parte vital de una investigación correspondiente al robo de automóviles en la localidad.

 “Está claro por la forma en que se jactaban de sus delitos en las redes sociales que estos delincuentes tenían un desprecio absoluto por sus víctimas”.

James Holroyd y Bryn Kerry, también de 20 años, eran los cómplices de Allwork y al igual que él, aparecían en la cuenta de Mr. Dingers. Según detalló la policía en un comunicado, pudieron vincular a uno de los sospechosos con los robos ya que después de que una cámara de vigilancia captara que había fumado un cigarrillo que arrojó a uno de los arbustos de la escena del crimen, pudieron comparar su ADN y comprobar que él era el delincuente. Otra de las evidencias mostraba a los jóvenes en un video mientras conducían el Audi que robaron.

“La evidencia telefónica mostró que Allwork había intercambiado mensajes a través de las redes sociales con el cómplice Bryn Kerry con ellos hablando abiertamente sobre vehículos robados y las herramientas utilizadas para cometer robos”, señala la policía.

Evidentemente los tres no les quedó más remedio que aceptar su culpabilidad. Mientras que Allwork fue sentenciado a cumplir una condena de 4 años y seis meses, Holroyd fue sentenciado a 34 meses y Kerry a 32 meses de cárcel.