¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Instagram teme que el contenido de su plataforma afecte la salud mental de los usuarios

La compañía planea tomar medidas con publicaciones que hagan referencia a las cirugías plásticas y a los productos que prometen bajar de peso milagrosamente.
(Foto: Yui Mok/Zuma Press)

Parece que Instagram está empezando a tomar más en serio a los usuarios de su plataforma, y es que a ya una década desde su fundación, en las últimas semanas ha estado implementando campañas en contra de la discriminación, además de que está tomando otras medidas para protegerlos. Una de ellas incluye la eliminación de contenido que puede afectar la salud mental y autoestima de los menores de edad.

También te recomendamos: Instagram se une a la campaña en contra del bullying y crea este sticker

Los filtros de Instagram son una de las funciones más populares de la app, sobre todo los que funcionan con realidad aumentada (AR por sus siglas en inglés). Durante los últimos meses se hizo viral un filtro que colocaba unas líneas sobre la cara del usuario que hacía referencia a una cirugía plástica. El filtro simulaba una cirugía que modificaba su nariz, pómulos y frente, además de que se podía leer “Arréglame” en las letras del filtro.

Spark AR Creator, la compañía responsable por el filtro, si bien no creó la función, sí permitió que circulara entre las manos de los millones de usuarios de Instagram. La empresa comentó que querían que sus filtros fueran “una experiencia positiva y por eso estamos revaluando nuestras políticas sobre el bienestar de los usuarios.”

Funciones como estos filtros podrían causar que los usuarios, sobre todo los más jóvenes, se sientan inseguros sobre su imagen personal, sobre todo porque el imperativo de modificarla es más explícito que en otros medios. Por ahora Facebook e Instagram han decidido retirarlas de sus plataformas y se encuentran evaluando sus políticas en torno a las cirugías plásticas y los productos que promueven bajar de peso, sobre todo entre la audiencia más joven. Estas nuevas políticas incluirían borrar todo el contenido que se refiera a productos que anuncian una milagrosa pérdida de peso e incluso productos de dietas.