La compañía se centrará en el negocio corporativo, sin dejar completamente a un lado al del público masivo.

Toshiba anunció hoy sus planes de reestructuración para el mercado de PCs, que incluyen el despido de 900 trabajadores y un nuevo enfoque en el sector empresarial y ya no tanto en el de consumo. En otras palabras, los japoneses buscarán obtener mayores ganancias con las compañías que con el consumidor común.

De acuerdo con la compañía, su nueva estrategia les permitirá expandir su oferta corporativa, desde estaciones de trabajo hasta tablets. Además, también han destacado su interés en promover el “Internet de las cosas” con productos y servicios en distintos sectores, como infraestructura social y salud.

La decisión de Toshiba responde a una clara baja en las ventas de computadoras personales frente a los dispositivos móviles, algo que ya ha afectado a gigantes de la industria como Sony, que a inicios de este año vendió la división de equipos VAIO. De cualquier forma, no deja de sorprender el giro de timón que ha dado Toshiba en un mercado en el que tiene líneas tan importantes como los equipos Satellite.

Sin embargo, esto no significa que las laptops Toshiba vayan a desaparecer de todas las tiendas, pues la empresa ha aclarado en Gizmodo que esto sólo afectará a algunas regiones, mientras que en otros países –como Estados Unidos– se mantendrán sin mayores cambios, al menos por ahora.

* Foto de portada: Cheon Fong Liew

vía Gizmodo

fuente Toshiba

temas