También presentó una nueva versión de su batería para el hogar.

El fin de semana Tesla vivió su último gran evento del año. Lo que más llamó la atención de todos los presentes fue la presentación del primer producto resultado de la adquisición de SolarCity, la fabricante del 30% de los paneles solares para el hogar que se venden en Estados Unidos.

Se trata de un nuevo tejado casero solar (una de las metas que se puso Elon Musk hace unos meses), cuya mayor cualidad es que es prácticamente indistinguible de un tejado convencional. Cada teja es un pequeño panel solar hecho con azulejo de cristal que mantiene un diseño “artesanal” y permite a su usuario ahorrar energía con estilo. De acuerdo con Elon Musk, el material de los tejados le permite ser lo suficientemente resistente como para intervenirlo y que cada usuario tenga un tejado “personalizado”.

tejas

La idea de Tesla es que sus tejados sean un complemento de sus Powerwall, las baterías para el hogar que permiten ahorrar energía. Con esto se busca aumentar el autoconsumo energético de los hogares.

Además de presentar sus tejados, Elon Musk mostró la nueva Powerwall 2, una nueva batería, más compacta y delgada,  con un mecanismo más fácil de instalar y con un diseño estéticamente más atractivo. La nueva batería puede almacenar hasta 14 kWh de energía, y tiene una potencia continua de 5 kW y una potencia máxima de 7 kW. Además incluye una garantía de 10 años e ilimitados ciclos de carga.

la-nueva-powerwall-2

La idea de Musk detrás de estos nuevos anuncios es impulsar el abandono de las energías convencionales y mudar a los usuarios un poco más a acelerar la transición hacia fuentes de energía renovables.

Hasta el cierre de la nota Tesla no había anunciado la fecha de lanzamiento de las Powerwall 2, ni de sus nuevos tejados solares, tampoco se indicó cuál será su precio.

temas