La tercera parte de la franquicia producida por Michael Bay no sucederá.

Es un hecho que no somos fans del reboot de las Tortugas Ninja a cargo de Michael Bay, Jonathan Liebesman y Dave Green, basta recordar que nuestro crítico de cabecera, el genial Nicolás Ruiz, describió así la primera parte de la franquicia:

“El resultado del reboot se salta gran parte del carisma original de la película original de los noventa –y, bueno, de todo el universo de las Tortugas–, de su sencillez sin pretensiones, para irse a posar directamente, como siempre lo quiso Bay, sobre nuestros recuerdos para convertirlos, con mínimo tacto, en números de taquilla”.

A la segunda parte no la trató mejor el buen Nico:

“Con enormes huecos narrativos que se pueden rellenar de persecuciones y tropos gastados, con insuficiencias y vaguedades que quedan sepultadas bajo toneladas de golpes, saltos y explosiones, parece como si estas grandes locuras de acción fueran un juego de prestidigitador: detrás de la bella edecán y los giros de muñeca coloridos se esconde un simple artilugio repetitivo que ya nada tiene de mágico”.

Al final de su reseña, el señor Ruiz atinaba a decir: “después de una secuela y la anticipación cósmica de una tercera parte, podemos decir, con toda certeza, que tal vez la pantalla grande ya no sea el lugar para nuestras tortugas favoritas”.

Ahora sabemos que Nico tenía razón. La gran taquilla de la primera parte sirvió de impulso a la segunda, pero (a pesar de usar a Bebop, Rocksteady , Krang y Casey Jones de gancho) la secuela arrojó pobres resultados en taquilla. Por eso Andrew Form, productor de las dos películas, indicó que los 245.62 millones de dólares que recaudó en taquilla Teenage Mutant Ninja Turtles: Out of the Shadows (la mitad de lo que ganó la primera parte y solo ) son insuficientes para pensar en realizar una tercera parte de la franquicia.

“Obviamente estamos sorprendidos por los resultados de la taquilla. Nos encantó la película. Nos encantó hacerla. Desde el lanzamiento del primer tráiler en el Super Bowl hasta todo lo que lanzamos después, nos sentimos orgullosos de nuestro material y, por alguna razón, no encontró el público que la primera película sí encontró. Y todos los miembros de la producción hablamos sobre este tema todo el tiempo, y hemos intentado entenderlo, pero no podemos encontrar qué es lo que pasó. De verdad no podemos entenderlo. Es una de esas cosas donde sentimos que de verdad hemos hecho una gran película; que pensamos en el momento del estreno que era genial, que añadimos personajes como Bebop y Rocksteady, Baxter Stockman tuvo un gran papel en la película, Casey Jones y por alguna razón cuando llegó el fin de semana del estreno… Incluso antes de que la película se estrenara nos sentíamos genial. Y te despiertas dos días antes de que la película se estrene y ya estás en plan “wow, no sé si esta película está teniendo un rendimiento tan bueno como debería”. Entonces mantienes la esperanza y llega la noche del jueves y los primeros datos llegan y te das cuenta “Eso no es lo que hizo la primera película”, y entonces pasa el fin de semana y ni siquiera se ha quedado cerca de los números que teníamos pronosticados, nada cerca de lo que hizo la primera parte y, antes de que te des cuenta, se acabó. Todavía estamos orgullosos de la película, simplemente no encontró su público. Todavía no sabemos por qué.

El productor no descarta que se realice otro reboot de la franquicia, pero piensa que no ocurrirá dentro de pronto. En algún lado de la Ciudad de México Nicolás Ruiz sonríe.

fuente Collider

temas